viernes, 25 de enero de 2013

Desobedeciendo al alter-ego digital

Digo "digital" y no "online" porque no solamente incluyo a lo que una persona muestra por Twitter, Facebook, MSN o lo que sea, sino también a la hora de contestar mensajes de texto, Whatsapp y todas esas cosas. Esta entrada es un tanto especial, porque es algo que quizá más de uno esperaba: opiniones directas y bien personales sobre un asunto, y no un tipo de exposición "objetiva" con pretensiones de que sea una teoría que explique el comportamiento de las personas. Acá les va:

Si fuera psicólogo recibido y les cobrara a todos mis conocidos diez centavos por casos de lo que yo llamo "neurosis digital" o "trastorno de me-trauma-un-tercero-por-lo-que-postea-o-porque-no-me-contesta", sería rico. Algo que quiero que TODOS entiendan es lo siguiente: lo que somos por escrito y en diferentes redes sociales o foros, no es lo que somos en la vida real. Ahora saltan a decir "oh, viva la obviedad, Captain Obvious", pero yo contestaría que si todo esto fuera tan obvio querría saber el porqué hay tanta gente trastornada por los medios de comunicación que las rodean y hacen su vida diariamente.


"No me contestó apenas le escribí", "no me pone más caritas como antes", "el Whatsapp dice que leyó y no me contesta", "está publicando cosas y no me escribe", "me lee mi blog siempre según las estadísticas de Google", "me revisa siempre el Facebook", "me retwittea siempre todo, parece una fanática mía". A ver, a ver, a ver... mi pregunta es: ¿POR QUÉ taaaaaanto énfasis en las cosas por escrito o el alter ego digital de alguien? Sí, admito que viendo una foto de perfil o de portada se puede saber mucho de alguien, como así también viendo qué escribe o qué cosas evita hablar o tocar como temas, pero no todo gira en torno a si alguien te contestó o no, si te comenta o no, o si te habla seguido o no.

Antes, cuando tener internet era un privilegio y tenías que usar la línea telefónica o caerle al otro para visitarlo, nadie se perseguía por mensajes no contestados, por actividad "social" entre dos usuarios o por ser "ignorado" al no recibir nada de otra persona. Esto, evidentemente, está poniendo ansiosas a todas las personas, y muchas se ponen taradas. Sí, admito y acepto que en muchos casos la única forma de tener contacto o saber del otro es por internet o por escrito, ya sea por tema tiempo, distancia y demás, pero es totalmente enfermante, desesperante y frustrante tener una relación así, y creo que todos deberían comenzar a adaptarse (o al menos aceptar) que dificultades para comunicarnos o expresarnos hay todo el tiempo, inclusive cara a cara.

Pensá que por cada mensaje o cada cosa que le respondas al otro, estás condenándote a tu propia ansiedad, salvo que seas de esos pocos privilegiados que saben que una computadora, un celular o los programas ("aplicaciones" les dicen hoy día) no son un apéndice de tu cuerpo, y que te vibre el aparato o te llegue un sonido gracioso no hace la diferencia para vos realmente.

Muchos son hermosos, sexy, creativos, originales y ocurrentes con sus fotos y publicaciones, pero en la realidad pueden ser personas no muy estéticas, limpias o profundas realmente. Otras personas parecen secas, criticonas, resentidas de la vida, ponzoñosas o inclusive potenciales psicópatas que desprecian u odian todo y a todos, pero en persona ser muy cariñosas, lúcidas, tranquilas y educadas. El citar frases de un filósofo no te hace profundo o un genio, el leerte un libro a la moda no te hace alguien con toda la onda, como así tampoco el hacerte el misterioso o el difícil para contestar tampoco te hace interesante o el ninja.

Vamos con un ejemplo:

Vean la diferencia entre esto:

"hola :)"

y esto:

"hola"

¿Qué deduce casi todo el condenado mundo? Que lo primero es un mensaje tierno, lindo o inclusive tirada de onda. ¿Y el segundo? Que fue un mensaje por obligación, seco o de alguien que no tenía ganas o voluntad de escribir algo más expresivo. Es decir, ¿llegamos al punto que un fucking emoticón hace la diferencia? OMG, esto es LA neurosis del siglo, señoras y señores.

Otro ejemplo:

"seee"

(visto a las 15:39, contestado a las 15:40)


"seee" 

(visto a las 15:39, contestado a las 20:40)

¿Qué ven todos? Que lo primero es alguien ansioso, buena onda, respetuoso o ubicado, y la segunda situación vendría a ser de alguien desconsiderado, mala onda, asqueroso o maleducado, o que contesta por compromiso al menos.

Ahora vamos con ciertos comentarios que digo para refutar todo lo de arriba:
  • Uno contesta cuando se le raja, salvo quienes son unos histéricos de mierda y nunca contestan, siendo selectivos o haciéndose los difíciles
  • Los emoticones no son una réplica o ilustración fiel y precisa de nuestros sentimientos o humor al momento de contestar
  • La batería o el crédito se bajan o acaban, just sayin'
  • Algunas personas les chupa un huevo su celular, su Facebook o el contestar enseguida, sea por colgadas o porque no quieren saber nada con la comunicación que no sea cara a cara
  • Otros apenas tienen paciencia para escribir o chatear en tiempo-real
  • El que una persona exprese todo el tiempo cosas de mal humor o muy duras no significa que sea un grinch de la Navidad ni una infeliz: simplemente le gusta hacer catarsis por escrito y le sirve expresarse
  • El que una persona salga hermosa en sus álbumes fotográficos no la hace ni fotógrafa profesional ni una belleza: existe el Photoshop y ciertos ángulos que resaltan y omiten ciertos rasgos a conveniencia.
  • Que alguien no postee nunca nada tampoco lo hace misterioso: capaz es alguien tan simple que no sabe qué caca poner, y listo
  • Que alguien salga con cara de pensativo en una foto no lo hace inteligente
  • Alguien puede postear puras cosas en inglés y sin embargo no sabe escribir ni en su idioma
  • Alguien puede postear todos los días algo y es para compartir con sus contactos, no para llamar la atención
  • Que alguien te conteste enseguida no siempre significa que le importes: a veces es porque está al pedo y sos su peor-es-nada
  • Que alguien salga abrazado con otras personas en fotos no los hace mejores amigos
  • Que alguien putee a la política, la economía o la sociedad actual no lo hace alguien anti-posmodernista ni tampoco alguien que vive pendiente de eso
  • Que alguien tenga 20 amigos en Face solamente no lo hace un forever alone
  • Que alguien postee cosas en Twitter con pocos caracteres disponibles tampoco lo hace un genio 
  • Que alguien no te escriba siempre no significa que no te quiera
  • Que alguien te escriba siempre tampoco significa que te quiera

¿Vivís usando emoticones? Wow, ¡qué simpático sos! ¿Vivís posteando cosas de odio y resentimiento? Oh, guardaaa, tenemos un badass incomprendido por acá. ¿Te gusta mucho Nietzsche? Uy, qué persona profunda... ¿Sos marxista? Seguro sos todo un economista. ¿Te gusta la música clásica? ¡Pero qué oído fino que tenés seguro! ¿Vivís sacando fotos a paisajes? ¡Qué talento para la fotografía! ¿Odiás las redes sociales y tenés cuenta? Cerralas y dejá de chillar. ¿No te contestó a los cinco minutos? Oh, no te quiere, ¡abandoná a esa persona ya! ¿Te contesta enseguida siempre? ¡Anda atrás tuyo!. Apariencias, apariencias everywhere...

Y ahí tienen el porqué no veo Inicio en Facebook, el porqué Twitter me chupa un huevo, el porqué no me fío de fotos de perfil o por qué bandas escuche alguien en Lastfm, y el porqué no pretendo que alguien me conteste enseguida cuando le escribo: todos tenemos distintas maneras de expresarnos, manejarnos o inclusive engañar con apariencias a los demás. Si realmente conozco al otro, no tengo porqué leer un newsfeed público sobre su vida, y si realmente lo conozco sé perfectamente quién es y quién no como para estar revisando qué cosas expresa de manera misteriosa en una especie de diario secreto. Prefiero mil veces el contacto interpersonal, y no el relacionarme con letras rosadas cursivas con una sexy foto de perfil, ni tampoco con un paladín lvl 80 de alguien.

Y btw las viñetas las tomé prestadas con permiso como siempre de Misantropía Gráfica

Aunque sí entiendo y comprendo perfectamente a quienes demandan la atención del otro en todo su derecho, siendo que el otro nunca les da noticias sobre su vida ni nunca se molesta en saber de esas personas, agregando que hoy día comunicarse digitalmente es bastante accesible, no muy caro y además no cuesta nada el teclear ciertos botones o revisar cada tanto una pantalla, salvo que vivas ocupado mágicamente todo el día. Aclaro esto antes que todos me puteen sin terminar de leer la entrada.



Conclusión: Posers hay en todos lados, y una persona no puede dominar a otra porque no le contestó un mensaje (que a veces inclusive es incontestable). La mejor manera es guiarte por cómo la persona se lleva con vos cara a cara, y no por cuántos emoticones te mande por mensaje o cuántos whatsapp por día. Tranquilamente yo podría ser simpático, atento y educado con alguien, y por otro lado podría detestar a esa persona o burlarme de cómo cree que la aprecio, siendo que no es así. Tranquilamente podría engañar a todos mis contactos de Facebook por mis estados criticones y haters, siendo que en persona puedo ser muy gracioso y positivo. No se dejen engañar por rostros digitales, y aprendan a controlar su ansiedad, antes de que tengan que pagar una consulta por ver que una persona amiga suya sale en un álbum de fotos con otras y que no las invitó a esa juntada. Déjense de joder con las pantallas y botones todo el tiempo y disfruten. Simple y corta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario