lunes, 5 de noviembre de 2012

"¿Escuchás metal? Oh, ¡sos satánico y mala gente!"

Esta entrada la hago principalmente por la cantidad de prejuicios que tiene la gente sobre el tema del metal en sí y sus derivados o sus raíces, además de estar un poco cansado de que la gente te haga mala cara cuando les decís que escuchás ciertas bandas o que piensen que estás loquito por escucharlas. Por tanto, voy a proceder a aclarar algunas cosas respecto al metal y quienes los escuchamos.

Primero dividamos de manera "pedagógica" a los metaleros en tres grupos:
  • el metal old school: generalmente conformado por gordos barbudos llenos de tatuajes, motoqueros cerveceros y tipos de pelo bien largo vestidos de cuero bien malotes. Se incluyen generalmente el thrash y el heavy metal, y muchas veces el hard-rock (que ni es heavy metal).
  • el metal "satánico" o poser: tipos vestidos de negro, que ven a Satán por todos lados y que les gusta el puro ruido, además de vestirse con elementos sadomasoquistas que juegan a la Ouija en un cementerio un fin de semana, y también se pueden incluir inestables mentales. Acá generalmente se incluyen géneros como el black, el death y el nü metal (éste bastante lleno de posers la verdad)
  • el metal "contemporáneo": es mucho más abierto y con muchos más sub-géneros incluidos, tales como el doom, el power, el symphonic, el folk, el progresivo, el gothic, el speed, etc. ¿Quiénes son generalmente estas personas? Gente común y corriente, que no tienen problema en ir vestidos de colores por la calle o de escuchar música como pop, blues o jazz.

¿A qué quiero ir con esto? Que no todos somos tipos vestidos de negro que recitamos cosas raras en latín y sacrificamos un conejo los martes de luna llena o algo así, ni tampoco somos tarados que escuchamos música frenética y sin sentido como nuestras mamás o abuelas creen.

Ahora, vamos a la segunda parte, a sacar mitos y creencias generales de las personas que tienen miedo aversión al metal:

"Los de Iron Maiden son satánicos, y muchos metaleros también":

Error, de satánicos no tienen NADA. Es más, tengo entendido todos son cristianos y no andan vistiéndose de negro haciéndose los badass por la calle, hasta juegan al golf y todo, y tienen otros empleos aparte de su banda (como el vocalista que sabe del arte de la esgrima, además de ser profesor de historia y piloto autorizado de aviones). Este mito generalmente se originó por su canción "The number of the beast" (basada en The Omen, salida en esa época). ¿Se adora al diablo en esa letra? Neee. De ser así todo libro o película que haga una referencia a algún demonio debería ser considerada satánica también (películas de vampiros, lobos, Fausto, La Divina Comedia, hasta la Biblia misma). No voy a negar que muchos no son creyentes, pero si creen que los cuernos hechos en los recitales son señales de Satán se equivocan, es un gesto gitano usado para justamente espantar demonios, y lo popularizó un músico bastante famoso del rock y el metal: Ronnie James Dio.

"El metal aturde y es ruidoso":

Sí voy a admitir que sus guitarras y demás instrumentos son intensos o no son del todo beneficiosos para dormir una siesta, pero el hard rock y el rock 'n' roll de otras épocas tampoco lo eran: hay canciones de los años '50 y '60 que tampoco son para una canción de cuna, sin necesidad de ser "fuertes" o "ruidosas": el ser rápidas ya pueden poner frenético a alguien. Uno puede escuchar una canción de cualquier género de metal con un volumen bajo y puede escuchar a 104 decibeles una canción de reggaetón en un boliche (eso SÍ es ruidoso), así que este argumento no es del todo válido. Además depende de la composición y el estilo de la banda, la cantidad de distorsiones que use, cuántas notas de guitarra usa y cómo, si el bajo es tocado con púa o no, etc. Además ni hablar de que algunas composiciones del metal al ser pasadas en acústico o en versión piano suenan como cualquier otra canción de otro género.

"El metal te lleva al camino de las drogas, a robar, matar y otras cosas malas":

Sí y no. Depende de la persona, y depende de la banda y lo que quiera transmitir. Acá sí se pueden incluir a los imbéciles que se hacen los malos haciendo black o death metal, contándote cómo la iglesia es una basura y cuán genial es quemarlas y cuán copado y buena onda es Satanás, o sino también haciéndote saber que están violándose el cadáver de tu mamá al que le sacaron las tripas y que se las comieron. Otros géneros, sin embargo, no se refieren para nada a cosas violentas, sádicas, retorcidas o perversas: hay metal tan "suave" en letras que muchos metaleros old school lo consideran hasta "gay", como el metal sinfónico, gótico o power, donde se hace más referencia a ideales, sentimientos y cosas fantasiosas, además de usar metáforas o hacer claras referencias a cuentos de hadas o mitología antigua. Además que podemos contar cuántas estrellas se marearon con la plata y la fama, terminando hechos cuero por tanto alcohol y drogas, sin ser rockeros siquiera, como músicos pop, que generalmente son esclavos de la moda y de la industria.

"El metal es vestirse de negro":

Es como decir que los mexicanos usan poncho y sombrerote y que los chinos son maestros místicos en una casa alejada en alguna montaña, rodeada de cañas de bambú. Es cierto que muchos joden con la ropa negra, pero a veces porque es formal o agradable. Inclusive hay músicos que hacen metal y se visten como quieren en vivo, con todos los colores y adornos que imaginen (aunque admito que no son tantos como los que viven de negro).

¿Qué más podemos agregar? Que en general la gente tiende a guiarse por los estereotipos que señalé arriba: si no es el barbudo que te acuchilla porque le tocaste su moto es el tipo con cara blanca y lentes de contacto rojos que se la tira de vampiro. Esa gente en general tiende a ser fanática y a exceder su gusto e interés por la música (sean músicos o no), adoptan un estilo de vida y no representan a todos los que escuchan esa música. 

Algunos somos personas normales a las que solamente les gusta mucho escuchar todo tipo de metal porque transmite cierta "energía" o nos ayuda a canalizar ciertos sentimientos o pensamientos que otros géneros no pueden, sea porque son muy tranquilos o porque simplemente no alcanzan la potencia o la combinación instrumental que necesitamos para divertirnos o sentirnos de manera agradable en algún momento.

Sobre el metal y sus derivados hay mucho para hablar y desarrollar, por tanto me voy a limitar solamente a lo dicho arriba en esta entrada, lo cual era quitar ciertos prejuicios y mentiras culpa de posers o tipos a los que les gusta llamar la atención, sin embargo voy a dejarles un vídeo de cada género para que vean que hay MUCHOS tipos de metal y MUCHAS combinaciones de sonidos que hacen que un género casi ni se parezca a otro (discutible el género preciso de la canción, aclaro):


Heavy metal:


Doom metal:


Power/symphonic metal:



Symphonic/gothic metal:


Progressive/power metal:


Black metal:



Power/symphonic/epic metal:


Folk/viking metal:



Industrial metal:


Extreme metal: 


Ahora uno se puede preguntar, ¿qué bandas inspiraron directamente a éstas para ser lo que son hoy día? Bandas famosísimas como éstas:

Queen:
 

Deep Purple:


Pink Floyd:



Led Zeppelin:


Black Sabbath:



¡Saludos, estimados lectores! :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario