domingo, 20 de mayo de 2012

La bendita "friendzone"

Sí, ya sé que es estúpido que escriba sobre esto, pero por otro lado creo realmente vale la pena, porque este asunto involucra muchas cosas de las cuales no siempre estamos conscientes, y además va a ser catártico y divertido analizarlo.

Además, para ser sincero, me harté de escuchar, ver y saber sobre este condenado asunto traumatizante por parte de todo el mundo, ya sea por páginas como 9GAG o personas que me han venido a preguntar qué pensaba del tema, así que voy a hacer todo un análisis de este concepto que tan popular se está haciendo, a nivel de meme inclusive como muchos podrán ver.

Y btw las viñetas las tomé prestadas con permiso como siempre de Misantropía Gráfica



A ver, ¿qué es la "friendzone"? La friendzone no tiene una definición específica, porque es un concepto demasiado obvio y vago, pero básicamente es una zona imaginaria o abstracta donde se incluye toda persona que solamente es vista como amiga, y de la cual se descarta un potencial, posible interés, sea actual o futuro.

¿Consecuencias de esta "zona"? Bueno, son varias:
  • gente traumatizada por todos lados (primera y principal)
  • gente asustada y/o aterrada a llegar a relacionarse mucho con una persona del sexo opuesto
  • gente que se apura a enamorarse o formalizar cosas antes de caer en ella
  • gente que intenta "escapar" de ella
  • gente que intenta "salir" cuando ya está en ella

Ya... ahora vamos a contestar preguntas:

¿Cuándo uno friendzonea?

Se supone que uno friendzonea cuando básicamente encierra o encasilla a la otra persona como amiga y nada más. Simple. 

¿Explicación más compleja? La persona no se predispone a prestar atención o permitir el desarrollo de posibles sentimientos tiernos que el otro le despierte, para que no muten o afloren en sentimientos regulares/intensos/particulares respecto tanto a la persona como al vínculo que ambas crearon, que varios denominan "enamorarse" (particularmente disiento totalmente con el uso que le dan a esa palabra todos, pero ese es otro asunto).

¿Cuándo uno es friendzoneado?

Bah, eso es bien fácil y hay hasta vídeos de traumatizados haters en YouTube que te lo explican de forma bien hilarante y clara. Uno es friendzoneado cuando simplemente es amigo de la otra persona, y cuando ves que sos tratado como un amigo más, sin que haya diferencias significativas. Si uno recibiese un trato especial, es básicamente el mejor amigo de la otra persona, pero sin que eso signifique que vayan a sentir un afecto especial "necesario" para enamorarse. ¿Vamos a los indicios? La persona no para de decir "amig@" en su discurso para constantemente atajarse y dejarte en claro la naturaleza del vínculo que tienen entre uds., le producen desagrado, indiferencia o risa situaciones imaginarias donde ambos formen pareja, no tiene preferencia a salir a solas entre uds. y prefiere más un nivel grupal (y en caso de hacerlo, es porque ya es costumbre), y la más importante: siempre te confía sus mindfucks/quilombos/dolores de cabeza/problemas culpa de la persona que le gusta/interesa.

Otros criterios (bastante discutibles para mí) que usan la mayoría de las personas es que "se conocen de hace mucho tiempo", o que "si nunca pasó nada dudosamente pase algo ahora" o "alguna vez me gustó, ahora no tiene chance".

¿Motivos de la friendzone? 

Son varios y depende cada persona. Algunos friendzonean porque creen que si "no pegás onda al principio" no va a pasar "algo" nunca más nada, otros porque necesitan tensión sexual para interesarse/sentirse atraídos por otra persona, y otros porque evidentemente el vínculo quedó "estancado" y está bien así como está, y nunca hubo necesidad de ambas partes de que sea más intenso, constante y regular (lo cual lo haría "especial").

Ahora, a contestar y/o refutar las preguntas o planteos de muchos traumados que vienen a llorar de la friendzone o que se justifican en ella: 

1) ¿Por qué una persona no puede fijarse en uno si es amigo?

Respuesta: sí puede, porque si bien una persona amiga podría gustarte/interesarte (admitamos que sí, dejando de lado etiquetas boludas de un vínculo), no significa que toda persona amiga tenga que gustarte o interesarte... Es como básicamente decir: "todos los elefantes son grises, pero no todo lo que es gris son elefantes". O sea: no estás friendzoneado, no le gustás a la persona y listo, independientemente seas conocido, amigo, súper amigo o mejor amigo. ¿Qué acaso no hay amigos que se enamoran y que el vínculo se desarrolló naturalmente y ambos son felices juntos? Oh, ¡cierto que eso no pasa! (nótese el sarcasmo).

2) ¿Por qué no avisan las personas que no quieren ser friendzoneadas?

Excuse the fuck? ¿Uno adivina el futuro y sabe si una persona le va a gustar o no a futuro y en qué momento y por qué motivo/razón/circunstancia como para advertir? Creo que no. Además... si quieren un aviso o advertencia para no friendzonear... ¿significa entonces que tienen un control voluntario o intencional sobre ello? ¿Y por qué no usar ese dominio de la friendzone para más adelante? ¿Es algo irreversible? ¿Es más fácil desde el principio friendzonear o desfriendzonear?

3) ¿Si no quiero ser friendzoneado tengo que decir mis intenciones desde el principio?

Oh God, no, no ¡y NOOO!. Si funcionás enganchándote con gente desconocida porque se llevan bien o te atrae físicamente por verte una o dos veces, hacelo. Pero si realmente sos una persona profunda y que realmente espera sentir algo... dudo sientas algo maduro y persistente por una persona básicamente DESCONOCIDA. Si te estás enamorando de una persona amiga, ¿tiene algo de malo? Por Dios, no, ojalá todo el mundo funcionase así a mi criterio, pero algunas personas desde entrada te ven como un objetivo o capricho, y si no les servís o das lo que querés, te desechan (¿es o no es así chicos y chicas que aceptan engancharse con el primero que se los/las chamulla en el boliche y les interesó?).

Además, ¿cuándo hay un principio? ¿Qué si la persona te gusta mucho tiempo después de conocerla y ya siendo amigos? Una relación de amistad puede profundizarse y todo el mundo sabe eso, y los vínculos son muy complejos y desestructurados como para condenarlos desde el principio a una sola naturaleza predominante en él si uno miraba de reojo al otro o no.

¿Qué acaso los novios y esposos no son amigos, compañeros y personas que comparten cosas? ¿Cómo explican que haya amigos que se confundan el uno con el otro, jurando que nunca lo esperaron o quisieron? ¿Hasta qué punto la palabra "amistad" reprensenta lo mismo para todos? ¿Hasta qué punto sos desconocido, amigo o interés para el otro? ¿Son saltos o es algo progresivo?

Ahí tienen varias preguntas que les planteo, y que hasta que no me las contesten, no me van a hacer cambiar mi postura.

4) Soy feo/poco interesante/aburrido/poco sociable/bla bla bla, ¿nadie me va a querer?:

Lo lamento, pero... tu auto-percepción puede estar nublada, mermada o sesgada por la costumbre, tu auto-estima, tus valoraciones, sentimientos y creencias respecto a lo estético y lo afectivo. Podés creerte un papanatas, un ser repugnante parado en dos patas, o alguien plano y aburrido, pero para otra persona quizá no, y hasta quizá seas sexy/lind@/interesante/tiern@/ideal/compañer@. Quizá parezca imposible o increíble, pero uno no puede pretender que lo vean o valoren como uno mismo quiere, cree o espera, ¿o me equivoco? En términos simples: sería ser uno mismo, y no ser un poser que aparenta ser o tener cosas diferentes o ausentes a las que uno posee realmente, porque así se muestra una fachada y no se manifiesta la naturaleza propia.

Conclusiones:
  • Lo de la friendzone es relativo y no todos funcionan así con todo el mundo.

  • Que seas una persona amiga con todos, no significa que ninguna persona (que te considere efectivamente así) sea incapaz de sentir algo especial por vos.

  • No te apures en sentir cosas ni en forzar un vínculo, porque así hay problemas, y esas cosas, si bien se fomentan, no son del todo voluntarias, y menos de un día para el otro.
  • Si realmente tenés potencial con la otra persona, no van a poder "friendzonearse", por más que quieran, porque sentirían eso como un "desperdicio" y hasta algo contra-natura, es decir, ir contra algo que está surgiendo naturalmente.
  • No sientas culpa de que te guste una persona amiga, tenés derecho a ser humano y sentir y experimentar intenciones y sentimientos nobles y tiernos por otra persona que quizá realmente apreciás. ¿Y qué preferirías? ¿Ir camino a enamorarte de alguien que conocés y apreciás o de una persona desconocida a la que vas a echar apenas le conozcas sus defectos? ¿Miedo, dudas y ansiedades? Totalmente normales, y eso va en qué hagas vos, nadie puede obligarte a admitir nada a nadie.

Entrada dedicada con mucho cariño a la gente traumada :)

jueves, 17 de mayo de 2012

Lo semejante, lo opuesto, y lo diferente

Bueno, al fin volví a escribir de vuelta (y al fin ese condenado error que me salía al intentar escribir me dejó de molestar) con esta entrada, que comenzó así: hoy estaba pensando bastante (como de costumbre) y me puse a pensar específicamente si puede haber una "tipología" respecto a las relaciones que tenemos con las personas. No digo una simple etiqueta a cada persona, sino realmente una etiquetada que trascienda algunos aspectos del otro y que sea un tanto más "universal".

Y básicamente elaboré mentalmente tres esquemas sobre ello, aunque noté que en muchas entradas anteriores traté este asunto previamente (así que las voy a poner al final para el que se interese en verlas).

Observando y reflexionando bastante sobre los vínculos que se manifiestan a mi alrededor (o al menos lo que aparentemente está presente en ellos) y obviamente los que yo mantengo con varias personas, pude notar que de hecho sí podrían proponerse tres tipos de vínculos, que obviamente pueden ir cambiando, pero aún así supongo que por un tiempo hay un predominio de una de estas tres naturalezas.

Los griegos ya en su época debatían qué hacía que se unieran las personas: lo semejante o lo opuesto (a veces sinónimo de diferente), y muchas personas generalmente expresan popularmente: "me identifico mucho con cierta persona", "no tenemos nada en común con él/ella", "somos muy iguales", "nos entendemos bastante", "nunca puedo relacionarme bien con Fulanito o Fulanita". Uno comienza a... (bah, yo, ¿a quién engaño?) comienzo a preguntar el motivo o los motivos que hacen que eso sea o no posible, y siempre me tiran respuestas simplonas, como "porque no", "¿qué se yo?", "no me cae", "no me entiendo nunca", "nunca podría relacionarme o estar con una persona así"

Ahora, como esas respuestas, como verán, no me dejan satisfecho para nada, intenté ir más lejos, intentando reconocer qué cosas se hallaban en general entre mínimo dos personas, y... ¡sorpresa! Creo que tengo una explicación. Y acá lo expongo:

Volviendo a los tres tipos que propuse de naturaleza predominante en un vínculo, sostengo que los tipos son éstos:

  • Naturaleza con predominio de lo semejante
  • Naturaleza con predominio de lo opuesto
  • Naturaleza con predominio de lo diferente (que no significa igual que opuesto)

Vamos con el primer tipo:

Lo semejante: Esto se ve popularmente en expresiones tales como "con esa persona me identifico mucho", "pensamos igual", "nos entendemos casi siempre", "tenemos los mismos gustos e intereses", "somos muy parecidos". Básicamente, es identificarte con el otro y hasta inclusive muchas veces reflejarte, o hasta a veces llegar a creer que se tiene una conexión cósmico-existencial-divina-nosequé, como si fueran almas gemelas o hermanos perdidos y bla bla bla. Es cuando dos personas en general comparten un estado de ánimo similar y tienen más o menos la misma predisposición, valoración y aprecio por la otra, haciéndose un equilibrio bastante regular, puesto que casi no hay diferencias o altibajos a la hora de compartir cosas o inclusive charlar de cualquier cosa. El acuerdo predomina y hay homogeneidad de pensamientos y sentimientos por lo visto.

Miren los grupos en general de personas por ejemplo: comparten muchas cosas en común o se entienden de manera casi instantánea con alguien que los comprende o entiende en muchas cuestiones o aspectos porque justamente pueden lograr una afinidad por identificación. 

¿Desventaja o lado poco agradable? A veces puede aburrir, o ser demasiado estable porque nunca hay nada nuevo que estimule el cambio o el enriquecimiento por la variedad. También se puede podrir todo porque uno retroalimenta algo del otro que uno tiene (imagínense dos miedosos o dos depresivos alentándose o charlando de esas cosas). Agrego que a veces uno se fía demasiado que el otro es como uno, y no lo ve como un ser humano que de hecho es diferente e independiente respecto a él.

Ahora vamos al segundo:

Lo opuesto: Bueno... esto es curioso, porque no conozco muchas relaciones entre personas que realmente funcionen así. Por ahí me tiran la frase "los opuestos se atraen" y demás, pero yo la verdad no me fío de esa frase, menos porque es una extrapolación de la ciencia física. Ahora me van a decir: "pero hay personas que nada que ver que se entienden", "opinan distinto pero se respetan" y demás.

Pero... yo ante eso respondo: es distinto, no OPUESTO. Lo opuesto es lo contrario, no solamente diferente, y la verdad creo que si bien no es imposible de que suceda (puede surgir algo construido por dos personas por aporte de ambas), creo que es muy improbable o poco viable. Y justamente: lo opuesto produce rechazo, indiferencia, aburrimiento, o como mucho curiosidad. Generalmente, me atrevo a decir, no hay puntos de encuentro en nada: sentimientos, pensamientos, actitudes, valoraciones, etcétera. Hay naturalezas incompatibles o que básicamente no necesitan de la otra, las dos personas agarran para lados distintos, e inclusive (valga la redundancia) opuestos. Creo que generalmente se producen roces y discusiones, o hasta desprecio o repulsión al ver que alguien dice "no" cuando vos decís "sí", o te dice "rojo" cuando dijiste "azul". Es un constante disentir, además de que sería difícil hallar un punto medio o inclusive lograr una tregua, más si ambas personas son polos extremadamente opuestos.

El tercero, que vendría a explicar en parte a los dos anteriores:

Lo diferente: Acá la cosa se pone interesante... y es porque justamente hay algo de impredictibilidad (la palabra existe, ¿no?) y algo de ansiedad ante lo diferente, que puede ser nuevo y desconocido. Acá en general las personas se enriquecen una de la otra, porque si bien comparten cosas distintas, pueden llegar fácilmente a acuerdos, "treguas" o puntos medios. Si ambos no tienen una actitud rechazante y le ponen ganas al vínculo (juntándose, contándose cosas, compartiendo momentos juntos, dando opiniones y valoraciones) uno puede contemplar las cosas de una manera que antes no, e inclusive aprender mucho del otro, ¿por qué? Porque la diversidad estimula la apertura y afloja bastante al ensimismamiento.

Además uno puede llevarse varias sorpresas, porque justamente la otra persona puede ofrecer cosas nuevas o curiosas para uno, y hasta una opinión puede ser algo inesperado (a diferencia del opuesto, que va a tirar para el otro lado, o el semejante, que va a decir básicamente lo mismo que vos).

Ahora uno dice: ¿sieeempre se mantienen así en todos los aspectos? Y mi respuesta es: nop, puesto que cambiamos con el tiempo y por nuestras necesidades y otros factores internos o externos, además que una relación con otro tiene muchos aspectos, donde podemos ser opuestos, diferentes o semejantes en algunos y en otros no. Lo explico más específicamente porque creo que empecé a complicarla: dos personas pueden ser semejantes en gustos, diferentes en talentos y opuestas en carácter, o diferentes en gustos, iguales en carácter y diferentes en opiniones, y así sucesivamente.

Lo que yo propongo es que siempre hay una naturaleza predominante general, que puede ser modificada: de repente las personas pueden dejar de tener cosas en común, o al revés, o simplemente distanciarse o acercarse más que antes. Sin embargo, creo que notar si uno es semejante, opuesto o diferente respecto a una persona en general ayuda mucho a reconocer qué cosas nos unen o separan de ella, y comprender el porqué justamente podemos acercarnos a esa persona o justamente no.

No voy a agregar más porque todo lo que se me ocurre escribir lo traté en varias entradas anteriores, las cuales dejo para el que las quiera chusmear: