miércoles, 4 de enero de 2012

La excentricidad

Leonardo da Vinci
Si vemos lo social y lo cultural desde un punto de vista histórico, siempre hubo personas poco comunes que realizaron cambios o que dejaron boquiabiertos a más de una persona con sus dichos, creencias o actitudes alocadas para su época. Estas personas visionarias, que más allá de ser mortales y tener sus límites y defectos, fueron revolucionarias para su época imponiendo sus formas de ver y vivir la vida. Arte, literatura, filosofía, ciencia: nada podía salvarse de ellas. La originalidad y creatividad estaban a flor de piel en ellas, y su voluntad de desafiar las reglas e inclusive quebrantarlas es algo que hoy día no se ve muy seguido.






Hay un autor, llamado John Stuart Mill, que en su obra "Sobre la libertad" hace referencia a este tipo de sujetos, a los que se refiere con el término excéntricos. Ahora, ¿qué dice la RAE sobre la palabra "excentricidad"?: 

1. f. Rareza o extravagancia de carácter.
2. f. Dicho o hecho raro, anormal o extravagante. 

Bien, conociendo la definición de "excentricidad", ahora voy a comenzar a citar fragmentos de parte de esta obra suya, y voy a intentar dar ejemplos y tratar de a poco lo que va expresando:



Edgar Allan Poe

 “Precisamente porque la tiranía de la opinión considera como crimen toda excentricidad, es deseable que, para poder derribar esa tiranía, haya hombres que sean excéntricos"
En general sucede que cuando una persona tiene una manera "rara" o "poco común" de comportarse o concebir el mundo, básicamente se sale del molde y la estereotipia social, y de hecho no tiene mucho interés en participar en el pensamiento colectivo la mayoría de las veces. Estas personas en general tienden a ser para casi todos desde seres risibles hasta individuos que producen rechazo de algún tipo (por miedo, aburrimiento o asco por ejemplo). ¿Hombres excéntricos hay muchos? Yo creo que no, y muchos que lo son hacen cero aporte al mundo, puesto que son inútiles o egocéntricos.



Albert Einstein

"La excentricidad y la fuerza de carácter marchan a la par, pues la cantidad de excentricidad que una sociedad contiene está en proporción a su cantidad de genio, de vigor intelectual y de coraje moral. El principal peligro actual estriba en el poco valor actual de ser excéntricos que muestran los hombres (…)"
 
Para ser excéntrico no basta ser rebelde, original y creativo, sino que realmente uno tiene que tener el coraje, constancia, libertad y posibilidad (siendo estas últimas cualidades fuertemente condicionadas por el contexto sociocultural) para poder serlo o "ejercer la excentricidad".



Friedrich Wilhelm Nietzsche

"Asimismo, tampoco las personas de notoria superioridad intelectual son las únicas que poseen el derecho a conducir su vida por el camino que les plazca. No hay razón ninguna para que todas las existencias humanas deban estar cortadas por un solo patrón o sobre un pequeño número de patrones (…)"
Acá demuestra que no se necesita ser precisamente inteligente en el sentido lógico, sino al menos en la capacidad de ver o poder tener una visión distinta a la mayoría. Mill asocia, al parecer, la excentricidad con la libertad de llevar una vida con total elección y gusto, y tiene razón: el excéntrico puede llevar la vida que se le cante, agregando que no todos tienen por qué vivir igual (referencia directa a la estereotipia).



Diógenes de Sínope

"Pues personas diferentes requieren condiciones diferentes para su desarrollo espiritual, y no pueden coexistir en la misma atmósfera moral más de lo que las diferentes variedades de plantas pueden hacerlo bajo las mismas condiciones físicas, atmosféricas o climáticas."


Esto generalmente se manifiesta de diversas formas, pero las más esperables, a mi parecer, son que el excéntrico se aborrece de lo ordinario y lo común, además de muchas veces tener algún rechazo por ello. También se puede incluir el no sentirse satisfecho o realizado viviendo como la mayoría viven, sino que necesita algo nuevo o diferente que llene su vida, por tanto tiende a crear un entorno (externo o interno) donde se pueda sentir cómodo, alejándose de un contexto que no le beneficia como él desea o espera.






Sigmund Freud

 "Las mismas cosas que ayudan a una persona a cultivar su naturaleza superior se convierten en obstáculos para otra cualquiera. Una misma manera de vivir supone para alguno una excitación saludable que mantiene en el mejor orden posible sus facultades de acción y de goce, mientras que para otro resulta una carga pesada, que suspende o destruye toda vida interior.”

¿Consecuencia de ser excéntrico? La dificultad de hacerlo, como ya dije. Uno al tener una vida en cierta forma curiosa o al aprovecharla de una manera original - incluyendo en la misma actitudes, valores, ideales, etc. - tiene que guiarse por sus criterios internos, puesto que no se pueden seguir patrones socialmente esperados o aceptados para ir marcando el rumbo de la vida propia. Un excéntrico va a tener una vida que él mismo "diseñó" y "creó", siendo esa vida ajustada a sus necesidades y deseos, sin esperar que otro quiera imitarlo o seguirlo en su camino solitario.





Ludwig van Beethoven
Acá viene la cuestión interesante... el excéntrico está martirizado con estereotipos tales como el artista demente, el científico loco o el genio-incomprendido-de-la-humanidad-que-después-de-años-muerto-recibe-mérito. ¿Por qué digo martirizado? Porque para las demás personas, cómodas, rígidas o que están seguras y contentas en su zona, no se atreven a atravesar los límites de la misma, y uno de esos posibles límites sea relacionarse o recibir alguna influencia de un excéntrico.


En parte es entendible: los humanos confiamos en lo familiar, tememos a lo desconocido, y lo espontáneo o inesperado nos produce sorpresa y/o ansiedad muchas veces desagradables. ¿Cómo sabemos que un excéntrico de repente no va a desnudarse y comenzar a bailar como tarado en frente nuestro? ¿Qué tal si su hogar aparte de ser incómodo es un lugar desastroso? ¿Y qué si sus ideas o posturas son tan complicadas que nos terminarían confundiendo o dándonos disgustos o dolores de cabeza? El excéntrico es impredecible y no se rige por las mismas normas que las otras personas (salvo la de ser seres mortales y que la gravedad que les mantiene los pies pegados a la tierra), y muchas veces son personas que no están contentas con lo que ya tienen, y por ello hasta quizá intenten cambiar (tanto para mejorar como para tomar un camino distinto), lo cual es demasiado aleatorio o caótico para otros.


El excéntrico en general produce disgusto porque hace dudar valoraciones y creencias a otras personas, que las defienden a muerte y que las han utilizado como base para sustentarse o como núcleos sobre los cuales gira su vida. Agrego que también son personas que no son de lo más normal en expresarse o demostrar que son excéntricas, y que muchas veces tienen sus propios modales o que directamente desprecian la educación (dando una poco agradable imagen social). Fenómenos tales como adicción a sustancias tóxicas, fluctuaciones en el estado de ánimo, miseria y soledad influyeron también en sus vidas fuertemente, limitándolos o inspirándolos de tal o cual forma a seguir su vida tan peculiar.


Tampoco sería agradable estar en todo momento con una persona que desafíe uno o varios aspectos de la realidad constantemente, tratando de dar su explicación personal de cómo funciona (o es) el mundo, haciendo quedar ridículas ciertas tradiciones o enseñanzas de hace mucho mucho tiempo, que la mayoría respetan o no discuten.


También se podría decir que no tiene mucho en común con la otra parte de la humanidad: no tienen muchos gustos e intereses compartidos con los demás y odian en general muchas más cosas que la mayoría, y eso resta muchos más puntos a su persona como "agradable". 


Y cuando digo excéntrico, no digo una persona odiosa o resentida con todo el mundo que quiere simplemente llamar la atención por falta de cariño en su infancia, ni tampoco hablo de un poser que no tiene ni idea de lo que dice o hace: hablo de personas que REALMENTE defienden sus ideales y valores hasta la muerte, o que al menos los vivieron y trataron de plasmarlos en la realidad mientras creían en ellos. Son personas que morirían por defenderlos y que son difíciles de convencer de que están equivocadas. Son muchas veces sujetos tercos, orgullosos, genialmente soberbios, porque saben que ellos tienen la razón, o que al menos los demás no la tienen. Se divierten conjugando ideas y sufren por la insatisfacción al no recibir lo que quieren o necesitan. 

¿Personas criticables? Más que obvio, de hecho en general son personas que llevan a extremos muchas cosas y que les cuesta crear un equilibrio al tratar con realidades de las que otros ni siquiera les advirtieron, pero, sea como sea, dejan su marca impresa quizá por toda la eternidad (y acá surgen seguidores y creaciones inspiradas en ellos). Muchos también han tenido que pagar caro sus errores o sus dichos, quedando solos, miserables o despreciados, o inclusive hallando la muerte al vivir su vida.

Quizá, en el fondo, el excéntrico es más libre que los ordinarios mortales que lo acompañan a vivir en este mundo, pero su camino es uno desconocido y solitario, porque es un destino que él eligió, y que otros optan por ni siquiera considerar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario