miércoles, 26 de octubre de 2011

Un gesto amable: aquello que conmueve a los seres humanos

Un gesto es una manifestación sutil o bien explícita que realiza un ser humano a otro, puesto que los seres humanos se comunican y necesitan de los otros (Sartre se lamentaba de esto justamente, y no le quedó otra que admitirlo). Ahora... lo que la gente imagina cuando uno le dice "un lindo gesto": regalar flores, sonreír intencionalmente a alguien o ser caballero con una chica. Bueno... la cuestión es esta: un gesto no es solamente eso, no todo gesto se reduce a algo consciente o totalmente manifiesto, porque muchas cosas nos nacen de adentro (o del sistema límbico para materialistas) y no pueden controlarse, al menos no en el momento, o quizá no nos damos cuenta de ellas...

Tanto interesa esto a las personas que se ponen a hacer listas de candidatos para aparearse o conseguir pareja teniendo en cuenta, considerando y observando los gestos que ellos tienen con ellas. También se nota en los estudios de Paul Ekman sobre las micro-expresiones, y por qué no nombrar estudios antropológicos donde se tiene en cuenta el factor o dimensión simbólica de ciertas representaciones materiales o abstractas de las distintas culturas.


Una gran diferencia es una persona buena de un gesto bueno... muchas personas que desgraciadamente existen y comparten nuestra condición de ser humano pueden tener gestos buenos, y seguir siendo lo que son: unos desgraciados. Una persona puede ser por naturaleza bondadosa pero nunca tener gestos buenos, ya sea por orgullo, por ser torpe, cobardía, etc.

El gran problema hoy día es que la gente simpatiza o no simpatiza con otros por sus gestos puramente. Yo particularmente adoro a la gente tosca, dura, criticona y poco expresiva: porque son sinceras en general, y porque si te dan un abrazo o te felicitan, es porque realmente consideraron el gesto digno de ser expresado, y lo valoran tanto que saben que esas cosas no van para cualquiera. Yo desde hace años vengo dudando de esa gente buena onda, llena de amigos y conocidos, que nadie detesta y que siempre está muy sonriente y bien predispuesta, que además supuestamente es inenojable: solamente conozco un par de casos que realmente son bondadosos y expresivos.

Tengamos en cuenta también que un gesto no vale lo mismo para uno que para otro u otros: un abrazo puede significar para un psicoanalista querer retener un objeto de amor e intentar introyectarlo, para otros es una manera de proteger simbólicamente a alguien que se aprecia, para un excitado es una oportunidad de tocar a alguien, y para otras personas es una señal de coqueteo. Creo que las personas deberían ponerse de acuerdo sobre las concepciones y valoraciones que tienen sobre ciertos gestos y la naturaleza de los mismos, así habría muchos menos malentendidos.

Ejemplos de gestos: el beso: pero acá digo el beso más... bueno, supuestamente profundo entre dos personas, no ese que se da en la mejilla de manera automática por costumbre social (yo sinceramente con que me digan "hola" amablemente o que me levanten la mano ya es suficiente). Hay dos tipos de beso prácticamente: el que se da como gesto cariñoso, porque el afecto (sea intenso o no, constante o no) está significado y experimentado de tal manera que un abrazo por ejemplo ya no es suficiente para expresar y recibir el afecto con otra persona. Después está el más popular que es bueno... cuando una persona te interesa o te parece linda, y lo único que hacés es intercambiar fluidos por la boca, y nada más (muchos confunden ambos tipos de beso hoy día por lo visto).


Otro ejemplo es una sonrisa: que va desde la más tensa y fingida por hipocresía, hasta una sonrisa que enseña mucho los dientes porque algo fue gracioso (y que puede ir acompañada de una risa o carcajada que obliguen a la persona a entrecerrar sus ojos). Otras sonrisas son de personas puramente simpáticas, sin que el estímulo realmente esté allí afuera: esas personas solitas se estimulan a sonreír. Otra es la triste e irónica sonrisa de derrota o consecuente/producto de una tragedia acontecida.

Otro gesto es el de regalar algo también. Generalmente se hace en cumpleaños u otras fiestas. Si la gente va predispuesta a regalar algo es porque se está forzando en parte, como cuando dicen: "¿qué regalo?". Ahí lo hacen más por imposición social que porque le nazca de adentro. Yo creo que uno puede regalar algo a alguien siempre que así lo sienta y considere, y no siempre algo caro o para una ocasión especial. Por ejemplo: si una persona me cae bien y estoy comiendo chocolate le puedo ofrecer un poco tranquilamente, y no porque sea mi novia y cumplamos un aniversario o cosas así.

Otra gran diferencia que la gente no puede hacer es querer a una persona o querer al gesto mismo. Muchas personas lloran que otra dejó de ser cariñosa con ella y que, básicamente, se pudrió todo. Entonces fue porque en lugar de querer el contenido, se quería al recipiente que lo retenía, y eso no es justo. Muchas personas se malcrían con recibir mimos y otros gestos (como las personas egocéntricas o histéricas), en cambio otras pareciera que les echás ácido sulfúrico en la piel de ponerles una mano sobre su hombro.

También, considerando al poco expresivo: no va a aguantar mucho tiempo sin expresarse o descargar su cariño, y en algún momento, aunque sea con una puteada, una crítica constructiva que considera para tu bien, o un golpecito en el brazo, o un chiste pesado, puede llegar a hacer catarsis/catexia/descarga para eso que experimenta en el fondo y que le dice que tiene que expresar a esa persona en particular y no a otra (así no habría nada de especial, ¿no?).

¿Conclusión? Simple: el ser humano, por naturaleza, es expresivo, y necesita que lo tengan como objeto o referente de expresión también...

2 comentarios:

  1. Hay un par que cositas con las que me quedé, porque es donde hay más opinión/'expresión' que exposición. Que lindo eso que decis acerca de la gente dura, tosca y poco expresiva. L verdad es que son las personas más interesantes que hay. Conocerlas es como sentirse Sherlock Holmes o algo así y que estén cerca de uno hasta parece un privilegio (?) Aunque también es lindo que quienes no lo son también tengan gestos amables para con el otro. Aceptemoslo, todos somos vanidosos y nos encanta que nos hagan sentir bien y queridos sin importar cuáles sean otras intenciones :P

    Luego hay algo que me hace pensar un poco de quienes desconfias, la 'gente buenaonda'. Curioso porque vos tenes (o al menos exhibis) mucho de esas características que enunciaste: predispuesto, varios amigos, que se enoja poco, etc xD

    ResponderEliminar
  2. Todos tenemos alguna manera para inflar nuestro ego, pasa que es inevitable porque se siente lindo como sabrás :P

    Y sobre mí: tenés razón, pero agrego: con USTEDES y con otras muy poquitas personas soy así, porque creo que se merecen que yo sea así con uds., con otras personas ni me caliento, creeme :)

    ResponderEliminar