lunes, 31 de octubre de 2011

Sobre la inteligencia

Este es otro asunto muuuy interesante a tratar concerniente directamente a las distintas habilidades o capacidades innatas, adquiridas y/o desarrolladas de una persona respecto a su inteligencia, y acá incluyo desde talentos hasta habilidad de síntesis, o el dominio de un arte o técnica específica.

El prejuicio que siempre me molesta es que una persona inteligente es una que generalmente habla rápido, que levanta el dedo índice mientras habla cerrando sus ojos o una persona que es soberbia y que cree que se las sabe todas, siendo un incompetente o poco experimentado en otros aspectos de la vida (poco experimentada con el sexo opuesto, torpe, inepta social, sin sentido del humor, fría, bla bla bla).

Definición de inteligencia no voy a dar, porque está LLENO, y todas básicamente son válidas, porque ponen énfasis en distintas cosas. En términos simples, puede ser desde la capacidad de adaptarse a situaciones hasta la habilidad de poder producir y/o reproducir algún contenido, sea algo práctico o algo mental.



Este prejuicio puede diluirse tranquilamente por el hecho de que no existe UNA inteligencia, sino VARIAS. La inteligencia no es hacer cálculos matemáticos rápidos o usar un lenguaje técnico que maree o desoriente a quien intente seguir un discurso. Y voy a dar ejemplos:


Ejemplo 1: Una persona puede que no sea buena en matemáticas, pero es capaz de producir en minutos una historia de corrido, espontánea, libre y además es capaz de recordar muchos fragmentos de distintas obras que leyó en su vida, plus que puede llegar a encontrar similitudes y diferencias entre las mismas.


Ejemplo 2: Una persona puede que no sea culta, pero puede entender perfectamente un discurso de una persona supuestamente superior intelectualmente, pero le da totalmente igual el asunto que se esté tratando.


Ejemplo 3: Una persona puede ser aparentemente muy inteligente, pero en realidad lo único que hace es tener buena memoria, y no razona siquiera todo lo que repite y supuestamente sabe, y a la hora de la práctica no sabe qué hacer.


Explicación: las distintas inteligencias no son todas totalmente dominadas o entrenadas, y eso es porque en la vida tenemos ciertos intereses, estímulos o pasatiempos que hacen que ciertas estructuras/partes/zonas se nos estimulen y otras no, o en todo caso se estanquen o permanezcan con potencialidad de desarrollarse o modificarse.


Además dentro de cada inteligencia hay, sub-inteligencias o derivados. Ejemplo: dentro de la inteligencia referida a la música puede haber distintas: componer, ejecutar, sacar a oído, leer rápido partituras, saber tocar ciertos instrumentos o tener oído absoluto. Además pueden ser independientes entre sí. ¿Otro ejemplo? En capacidad conceptual/abstracción: uno puede llegar a aprehender conceptos, pero no poder reproducirlos sin una ayuda, y tampoco saber relacionarlos o formar conceptos nuevos usando los viejos, ni menos lograr una síntesis.


Además agrego que muchas personas son buenas en algo porque se la pasan todo el día (o al menos bastante seguido) haciendo lo mismo o perfeccionándose, siendo que otra que básicamente nunca practica, por sus dones, puede llegar a hacer lo mismo o algo mejor o más abarcativo que esa persona. Esas personas, muchas veces, tienen un talento adquirido, no innato.


Muchos dicen que todos tenemos alguna habilidad/talento específico para algo, y que hay que descubrirlo. Yo creo que es así, pero si uno nunca hace nada o si se conforma con ser promedio o pasable en todo lo que hace difícilmente lo encuentre. El problema de hoy es que se sobrevalora demasiado la inteligencia lógico-matemática, y no otras como habilidades para relacionarse con personas, para tener puntos de vista originales o creativos, la espontaneidad o saber reconocer sentimientos propios (esta es la inteligencia emocional).


Geeeneralmente he notado que quienes son muy buenos en algo, en todo lo otro de hecho son incompetentes o flojos, y la razón puede ser desde desinterés, realmente una incapacidad o capacidad menguada para tal o cual cosa, o porque simplemente la vida no les dio oportunidades o situaciones para desarrollar dichas habilidades.


Una cosa que me molesta es que todos digan: "sos inteligente, es esperable que sepas todo", "no te cuesta nada estudiar o hacerlo". Mentira, sí cuesta: porque agota, y más dependiendo de la energía que tenga uno y cómo use sus habilidades. De hecho uno puede tener una gran habilidad para algo y quedar totalmente agotado por lo compleja o densa que es la misma.


Ser inteligente no es solamente tener recursos, sino también saber usarlos o adecuarlos: por ejemplo, aprendiendo de experiencias, evitando hacer comentarios innecesarios, saber reconocer cuándo a uno se le va la mano en un asunto o cuándo está estudiando compulsivamente sin disfrutar de nada ni nadie. 


Otro aspecto es la voluntad: una persona "inferior" en términos de inteligencia puede superar a otra si se motiva, interesa, dedica y preocupa a algo que el otro puede hacer muy fácilmente, y ni hablar de las decisiones o posturas que tengamos en la vida, como leer mucho o hacer acciones bondadosas, como también ser egoísta y nunca querer compartir conocimientos con nadie, además de detestar a todos por ejemplo.


Mucha gente se cree genial o "cool" por ser muy buenos en algo, pero a mi parecer, de cool tiene poco o nada una persona súper talentosa que no sabe hacer nada más que eso, o una persona que constantemente alardea sobre sus adquisiciones intelectuales o prácticas y que es pesada y molesta. Esto se refuta por el simple hecho de que hay gente que por fuera no da señal de tener una habilidad en la que se destaca sobre la mayoría, porque no lo necesita y porque sabe que no puede valerse de ella para todo en la vida.

Además convengamos que respecto a la condición humana, mucha gente prefiere a alguien promedio que a una persona súper inteligente o (supuestamente) genial en algo, por el simple hecho de que una cualidad o habilidad a veces a los otros aburre o no les afecta en nada a la hora de relacionarse con el otro y quererlo. Como mucho, como he dicho antes, producirá admiración o será un ejemplo a seguir.





¿Conclusión? Todos tenemos alguna que otra inteligencia para alguna que otra cuestión, y no todos vamos a usarla igual, para los mismos propósitos o para las mismas situaciones. Es una cuestión de intentar no hacer abuso de una habilidad y dejar de lado otras, como, por ejemplo, sacar una sonrisa o dar una alegría.

domingo, 30 de octubre de 2011

El beneficio secundario de la enfermedad

Ésta es una expresión psicoanalítica, para hacer referencia a una persona que, al estar enferma o en un estado o condición particular dificultosa o mórbida, se justifica en la enfermedad y adopta una posición cómoda para evitar cambiar, hacer un esfuerzo para algo o enfrentar algún hecho. Voy a dar ejemplos:

Ejemplo 1: Supongamos una persona constantemente dice que es dejada y que nunca se arregla, y que nadie se fija en ella y por eso no se mueve en producirse. Acá no hago referencia a cambiar completamente su estética, sino pulir un par de aspectos solamente. ¿Qué pasa acá? La persona hace uso de sus fracasos o su ausencia de buenas experiencias para justificarse que nunca va a arreglarse para el agrado o deleite estético (¿y sexual tal vez también?) de otra persona. Ahora, eso lleva a que justamente se cumpla lo que dice: que sea un ente o que no llame la atención, ni siquiera que sea desagradable: simplemente que apenas se haga notar.

Ejemplo 2: Supongamos que una persona dice ser poco sociable porque todos le parecen una manga de estúpidos o cómodos que se dejan llevar por fuerzas que los dominan (sea por la economía, influencia social, bla bla bla). Eso es otro círculo vicioso: la persona se cierra porque cree que todos son estúpidos, y además no se abre a la posibilidad de conocer gente no-estúpida a su criterio (¿o al menos no tan estúpida?).

Ejemplo 3: Una persona se la pasa llorando todos los días porque fracasó en un examen y no quiere volver a rendirlo, porque tiene miedo a la humillación o al fracaso nuevamente. En parte se entiende, pero la persona puede llegar a aprender de esa experiencia e intentar nuevamente.

Médicamente sucede cuando las personas enfermas se sienten tan contenidas y que son el centro de atención cuando andan enfermas que nunca se curan o no salen adelante, prolongando su estado o condición patológica, pero de manera intencional. Aunque esto último no siempre es así, y acá hago referencia a una enfermedad rara: el Síndrome de Münchhausen, aunque esto ya es un trastorno en sí, y es bastante extremista, a tal punto de fingir síntomas (falseando pruebas médicas por ejemplo o actuando) para recibir constante atención. Una manera similar, pero en otros ámbitos más allá de la condición biológica de uno, es gente que llama la atención de otra insistiendo, molestando o queriendo que todo gire en torno a ella (por ejemplo mandando muchos mensajes, escribiendo estados en Facebook, reclamando a otras una prioridad alta en su vida)

Yo sostengo firmemente que todos tenemos algún complejo con algún asunto, y sé que no son fáciles de resolver. Conozco gente que recae en los mismos errores una y otra vez, y otra que está ahí quieta en un rinconcito (por poco en posición fetal) sin moverse de él por miedo a que le pase algo fatal. Acá incluyo a los cobardes, a los llorones, a los perdedores y a quienes se quejan de todo sin mover un dedo. También están quienes intentan por sí solos ("yo puedo solo", "no necesito ayuda de nadie", "voy a ver hasta dónde llego"), pero necesitan ayuda de otros, como también uno puede llegar a conocer casos de gente demasiado dependiente (como quienes se arrastran por otra persona o quienes tienen "mamitis aguda").

Una cosa que creo que no siempre es buena es regañar a una persona tan duramente o al menos no tan prematuramente, y en lugar de eso demostrarle de maneras indirectas o sin palabras, como con hechos ("facta, non verba" dirían los romanos), que existen muchas posibilidades, probabilidades o alternativas para uno superar una cuestión, para así flexibilizar, desestructurar o diluir ciertos afectos, conductas o pensamientos (muchas veces compulsivos) para ayudar a dicha persona. Aunque a otros, no voy a negar, una buena sacudida (o un buen caño en la nuca) como resonancia pueden beneficiarlo.

¿Estas personas tienen la culpa de todo? No, porque toda persona está condicionada (y a veces trágicamente determinada) por sus experiencias, logros, satisfacciones, penas y malestares, al menos por un tiempo (salvo que todo le de igual o algo así). 

Todos en parte son de mirar atrás el camino recorrido, quizá con un buen retorcijón de estómago o mordiéndose el labio, otros sin que se les mueva un pelo, y acá están implicadas directamente la sensibilidad y la fortaleza de la persona y la gravedad, intensidad o constancia del hecho. 

Tienen la culpa si insisten con la misma posición, siendo que se le presentaron alternativas que al menos podría intentar, y tienen la culpa también si no se atreven a aceptar o asimilar que la realidad no es como venían creyendo (cosa que podría molestarle por alterarles su miserable y futura vida planificada para ser la víctima). ¿Cuestión de comodidad muchas veces? Creo que sí...

sábado, 29 de octubre de 2011

Facebook: lo que se supone que debería ser

Bueno, como Facebook es un espacio muy divertido y útil si se lo sabe usar sabiamente o con un poquitín de imaginación, lo anduve estudiando y de hecho estuve poniendo a prueba a varios de mis contactos poniendo distintos tipos de publicaciones o contenidos para ver cómo reaccionaban. De ahí pude inferir un montón de cosas sobre las supuestas funciones de Facebook y si realmente cumplen el propósito por el que fueron creadas. Vamos a ir con varias "features" o "gadgets" o comosellamen que CaraLibro ofrece y su supuesto uso:



Muro: 


Uso verdadero: plasmar noticias sobre la persona o que las demás le dejen algo escrito, como una especie de firma por parte de la otra persona. También se incluyen contenidos como imágenes, notas, páginas que nos gustan y enlaces a otras páginas.


El uso que actualmente se da: 

  • putear (objetos o personas por ejemplo) para desquite o llamar la atención ("son todos una manga de hijos de puta que nunca leen sobre nada y opinan sin saber un carajo")
  • etiquetar gente en publicaciones o escribirles en el muro de manera exhibicionista ("@Juanita acordate eso que hablamos ;)")
  • escribir cosas graciosas para hacer reír a todos ("Hola, estoy escribiendo algo no-inteligente como estado")
  • trollear/joder/humillar/enbromar/cagar la vida a alguien que dejó su cuenta abierta en una PC ajena ("soy gay y me gusta mucho mi vecino")
  • dar lástima o llamar la atención con estados misteriosos o pseudo-filosóficos ("la vida es dura... estoy sufriendo...")
  • acosar a alguien como un ninja y controlar quiénes son sus supuestos amigos, ver si la persona está viva o ver en qué anda de manera obsesiva o dependiente ("vamos a verle el muro a ver quién le comenta...")
  • intentar demostrar ser superior o mejor que alguien criticando todas sus publicaciones o haciendo críticas o la contra por amor al ocio ("no estoy para nada de acuerdo con eso que dijiste", "madurá de una vez")


Fotos de perfil:

Uso verdadero: Colocar una foto de tu rostro desde algún ángulo aceptable para que no te confundan con otra persona. Sirve para identificarse uno e identificar a otros.


El uso que actualmente se da: 

  • Poner fotos arregladas o retocadas con efectos para compensar auto-estima baja o complejos con el esquema corporal o la estructura facial
  • Poner una foto desde arriba haciendo cara de malo
  • Demostrar que se tienen buenas gomas/tetas/mamas, traste/pompis/nalgas/culo/caderas (y lograr que varios se babeen y/o masturben) 
  • Demostrar que se tiene un sexy físico y una hipertrofia muscular considerable (y lograr que varias se babeen y/o masturben también)
  • Producir misterio o interés al nunca (o casi nunca) poner fotos propias
  • Rendir homenaje/culto/tributo a figuras de las distintas artes, ya sea literatura, música, cine, pintura, etc. 
  • Criticar lo mal que sale una persona en una foto o afirmar lo desagradable/poco agraciada/pedante/exhibicionista que es por naturaleza


Notas:

Uso verdadero: Escribir ideas o pensamientos.

El uso que actualmente se da:
  • hacer juegos donde se etiqueta a tales o cuales personas según ciertos criterios
  • responder 80 mil preguntas (y etiquetar personas)
  • dar dolores de cabeza a otros postulando teorías o pensamientos muy analíticos o rebuscados
  • colocar fragmentos de letras de canciones u obras literarias


"Me gusta":

Uso verdadero: Demostrar coincidencia de gusto o acuerdo con una publicación.

El uso que actualmente se da:
  • Darle "Me gusta" simplemente porque varios le dieron
  • Usarlo como arma hiriente en publicaciones directamente ("reprobé un examen, y eso que había estudiado horas..." *a Fulanito le gusta esto*) o en comentarios de publicaciones ("ey, te mandaste cualquiera, contestá ahora, ¿o no sabés qué contestar? ¬¬" *a Mengana le gusta esto*)
  • Demostrar admiración/interés sexual/acoso explícito a una persona atorándole de Me Gusta las notificaciones


Aplicaciones como tests o juegos:

Uso verdadero: Conocerse a uno mismo, invitar a tus amigos a jugar al mismo juego para entretenerse.

El uso que actualmente se da: 
  • joder la vida con solicitudes de juegos que te parecen una mierda a los que nunca vas a jugarle y en los cuales no te vas a aliar ni caca con la persona que te manda solicitudes
  • ganas de asesinar al creador de juegos como Pet Society o Farmville
  • Creerte que al ser de Sagitario según Tu Horóscopo Diario te va a hacer ser compatible con ciertos signos y no con otros
  • Sentirte una porquería porque ciertos tests te dan resultados que no querías o no esperabas


Amigos:

Uso verdadero: agregar gente que uno considera que tiene interés en nuestra vida y que es cercana a nosotros en algún que otro ámbito de nuestra vida. Además sirve para conocer a varias personas y lograr vínculos/afinidades de algún tipo.

El uso que actualmente se da: 
  • Agregar/mantener gente que ni conocés
  • Agregar/mantener gente que es conocida
  • Agregar/mantener gente que te da igual
  • Agregar/mantener gente que te importa una mierda
  • Agregar/mantener gente que odiás pero que querés que vean que tenés una vida (mejor si feliz o decente)
  • Permitir que amigos/conocidos de amigos/conocidos puedan ver tu Muro que se supone es privado y exclusivo para tus contactos y nadie más
  • Sentirte genial por tener mucha gente en CaraLibro



Páginas:

Uso verdadero: demostrar gusto, interés o simpatía por algún músico, actividad, causa, pasatiempo o producto o servicio.

El uso que actualmente se da: 
  • Unirte a páginas graciosas para hacer reír a los demás, perder inmediatamente la dignidad y también para que otros no te tomen nunca más en serio o des miedo/rechazo ("Pensar en una persona todo el día", "Chuck Norris es Dios", "Velocirraptors que [inserte verbo aquí]")
  • Ser un poser (*a Fulano le gusta Metallica, Reggaetón, Lady GaGa, Beethoven, Palito Ortega, Pedro Infante y El Satanismo es lo mejor*")
  • Llamar la puta atención del público en general o una persona específica ("te amo, ¿qué no lo ves?", "si te abrazo te violo :$", "nunca te olvidé... ¿sabías?", "odio estar solo, pero lo estoy...", "te odio mogólico", "gente pelotuda que no entiende que nos da lástima")

Un par de aclaraciones: obviamente yo caigo en estos usos también, no lo uso perfectamente, pero hay gente que realmente se pasa. Respecto a los "álbumes" de fotos no los critico, porque justamente la gente los puede usar como quiere y para poner todo tipo de contenidos, cosa que realmente hace. Y usted, estimado usuario, ¿para qué usa Facebook?

viernes, 28 de octubre de 2011

El Síndrome de Fausto

Admito que no soy culto en literatura, solamente en conocimientos generales, pero como en varios lugares hicieron famoso a Goethe y su obra más famosa, "Fausto" (tanto que pareciera que no hubiera hecho otra obra básicamente, siendo que no es así), terminé leyendo la obra. Es básicamente una obra de teatro y a veces muy vueltera, pero no voy a criticar la obra ni nada: voy a referirme a un síndrome que anda apareciendo en Internet (calculo fue inventado hace poco) que considero que es totalmente real: El Síndrome de Fausto.

Este Síndrome se llama así por tomar las características del personaje de la obra: un hombre insaciable con el conocimiento, constantemente en búsqueda de aprehender la realidad y conocer leyes últimas, que analizaba todo lo que podía y trataba de llegar a leyes universales que expliquen al ser humano.





A través de la obra esto se evidencia muy claramente con afirmaciones o cuestionamientos suyos. A continuación cito frases:
"Pero mi salvación no está en lo estático, el estremecerse es lo más noble que hay en el hombre"

"Por muy caro que le haga pagar el sentimiento el mundo, es en la emoción donde el hombre alcanza a intuir lo inconmensurable"

En este par de frases hace referencia a que el personaje constantemente enfrenta el abismo de la realidad y el vértigo que el mismo le produce, no estaba satisfecho con una vida sedentaria o pasiva...

"Aquello que se considera secreto en la naturaleza, voy a probarlo de modo racional, con osadía, y lo que ella antes organizaba por su cuenta, ahora lo voy a hacer cristalizar. Por ejemplo, nadie ha podido entender cómo el alma y el cuerpo, comprenetrándose tan bien y estando tan estrechamente unidos que al parecer nadie puede separarlos, estén siempre amargándose la vida"

Acá demuestra claramente un pensamiento científico-filosófico de hallar verdades últimas por medio de algún o algunos métodos, y un afán de poder saciar todas sus dudas, curiosidades e inquietudes...

¿Características de estas personas? Posiblemente obsesivas, son muy cultas, saben un poco de todo, tienen todo tipo de intereses, desafían las normas y las leyes, se preguntan sobre la naturaleza humana y cómo funciona el poseedor de dicha naturaleza, intenta constantemente concluir leyes universales que superen lo particular, y nunca se siente satisfecho con todo lo que sabe, a tal punto de desesperarse o hacer lo que sea para producir, reproducir y retener informaciones tales como conceptos, esquemas, razonamientos y demás...

En la obra hacía un pacto con Mefisto, que vendría a ser el ángel caído que se enfrentó a Dios (Lucifer en la Biblia). Pero bueno, difícilmente hoy día alguien pueda hacer un pacto con el Diablo y encima para poder aprehender muchos y todo tipo de conocimientos, ¿no?

¿Cómo vive esta persona? Bueno... no vive muy contenta si gran parte de su vida se centra en estudiar o trabajar por ejemplo, ya que constantemente se siente inútil, inferior, insatisfecha, un tanto vacía y cualquier cosa puede ser un estímulo para que su cabeza acelere sus revoluciones.

Lo que sí puedo afirmar con seguridad es que estas personas generalmente son inseguras, tienen complejo de inferioridad, tendencia a intentar saciar sus necesidades y compensar sus debilidades o falencias con la razón, la inteligencia, puesto que es una manera que aprendieron de manejar su ansiedad y de manejarse por la vida. Aunque Fausto también tenía muy en cuenta los sentimientos y aprendía sobre ellos en los distintos escenarios donde Mefisto lo llevaba:
"Si no lo sientes, no lo lograrás"

"Agradando el paladar obtendrás la admiración de los niños y los monos, pero no conseguirás conmover otros corazones si del corazón nada te sale"

"No, no repararás tu sed si la bebida no brota de ti mismo"
Tampoco escapaban a él temáticas relacionadas con la moral, tales como las virtudes, vicios, el poder, la avaricia, el egoísmo, la soberbia y demás:
"No hay nadie que, incapaz de dominarse a si mismo, no desee dominar la voluntad del vecino siguiendo un terco afán"
"¡Deja al hombre con sus discordias! cada cual debe de defenderse como puede desde niño y así aprenderá a hacerse hombre"

"El pícaro está dispuesto a hacer el mal, temo que incluso se divierte si puede quebrantar las buenas costumbres"

"Los hombres siempre halláis algo censurable"
"Se llama noble a lo que está en bruto, grandioso a lo torpemente ejecutado"

"Hacer pedazos al inocente que se tiene delante es vuestra tiránica costumbre para buscar alivio en la confusión"
Yo sinceramente creo tener esto (no, no conocía la obra antes de ser así), puesto que básicamente me identifiqué totalmente con el personaje y constantemente intento conocer la naturaleza humana. Muchos dicen que estoy loco o que soy una persona con un ego enorme (y también un tanto delirante), porque sería imposible y bla bla, pero yo creo que alguna vez voy a poder enunciar conocimientos o teorías que ayuden a comprender al ser humano...

jueves, 27 de octubre de 2011

Lo que vemos y lo que ven de nosotros

Esto es algo que siempre me llamó la atención, y es la dimensión estética y especulativa de las personas, y lo irracionales e incoherentes que pueden ser a la hora de aplicar a ellos mismos o a los otros ciertos principios. Las personas generalmente son de tener ciertas concepciones, presuncios, prejuicios o reglas mentales sobre otras, además de ciertas valoraciones o significaciones. Voy a dar ejemplos porque seguro no se entiende ni caca lo que estoy queriendo decir :P


Supongamos que un chico muy inteligente según los demás nunca se cree lo suficientemente inteligente, ni tampoco se cree interesante o entretenido como muchas personas le han dicho. Él se cree que no sabe lo suficiente y que en realidad es un nerd desechable. Ahora, ¿por qué esa concepción? Si además ve que la gente prefiere su compañía por sobre la de otros, agregando que la gente además de escucharlo puede reírse un buen rato con él o al menos aprender mucho de todo lo que comparte.


La respuesta es ésta: hay una especie de negación de lo evidente (¿o en parte universal?) sobre uno mismo. Uno, por más que intente, no va a poder fácilmente ver todo eso que los otros ven, sienten y/o piensan de él. Es como el punto ciego del ojo: uno, por más que intente, no puede observarse a sí mismo fácilmente, pero si se hace consciente o se "entrena", puede realmente ver esas cosas que les atribuyen. De ser así no existirían imágenes físicas distorsionadas (como las de las anoréxicas), tampoco habría gente que cambie su auto-concepto o su auto-estima para bien o para mal, tampoco una persona podría reconocer si está "hecha un desastre" o "está pasable" a la hora de prepararse para un encuentro, por ejemplo...

Pero ahora una contradicción: supongamos a una chica le dicen que es parecida a una modelo famosa muy bonita, y que hasta ella misma la considera bonita, pero a la hora de verse a ella misma se desprecia... siendo que quizá hasta ella misma nota que tiene ojos más lindos o un pelo menos rebelde que la misma... Es realmente contradictorio... Objetivamente es una distorsión de la realidad bastante considerable, pero la persona sigue considerando una verdad que es desagradable y que esa chica con la que la comparan no...

Pareciera que las personas no cambian fácilmente de parecer y necesitan darse cuenta por ellas mismas que quizá la realidad es como los otros le proponen, pero ese cambio viene de adentro, no por pura influencia externa. Pero a este hecho agreguemos otro: las personas que oh casualidad no son de aceptar halagos fácilmente de otras muchas veces aceptan ser azotadas o golpeadas contundentemente por palabras hirientes de otras, siendo que podrían dejarse influir de esa misma manera por palabras positivas sobre su persona...

Yo por ejemplo a mi concepción (y que por más que quiera no puedo cambiarla) muchas chicas que conozco para mí son o realmente no-desagradables estéticamente (ya sea por su físico o su rostro) o realmente lindas porque tienen rasgos bastante... "equilibrados" se podría decir. El problema es que si les dijera eso no se lo creerían o en su defecto quedo como un baboso. También conozco gente que se tira abajo de manera tonta, porque veo en ellas cualidades muy buenas y que son geniales, y que de hecho la realidad me demuestra que están ahí y que no las invento de la nada, pero esas personas no lo quieren o pueden ver pareciera...



Con los talentos es parecido: el músico nunca se va a sentir satisfecho y quizá no se sienta tan contento ni siquiera con que le aplaudan. Un dibujante por ejemplo siempre va a querer innovar para no estancarse y hasta va a hacer pedazos dibujos que si presenciásemos la escena diríamos: "¿qué hicisteeeeeee?". Lo mismo pasa con pesonas inteligentes o sabias que siempre enseñan algo al otro, pero que sienten que no saben nada, y por poco las nerds se quedan babeando por él...

Otra cosa totalmente contraria: hacernos rogar o tener falsa modestia: sabemos que tenemos o poseemos por adquisición o por naturaleza algo, alguna gracia, algún don, talento, habilidad, logro, pero lo negamos frente a otros para inflar secretamente el pecho de orgullo. Y lo hacemos muchas veces adrede para que nos suban el ego y que las palabras del otro sean música para nuestros oídos. También hago referencia a los narcisistas o megalómanos con un delirio de grandeza taaan grande que hasta creen firmemente que hasta el mismo Dios quiere joderles la vida (literalmente, hay un caso de un doctor europeo famoso de apellido Schreber en el psicoanálisis que escribió una obra y todo)

¿Lo más raro? Que todos esos fenómenos pueden estar sobre una misma persona, en cuestión de minutos. Yo realmente detesto no tener las respuestas para ciertas cosas, y ésta es una de ellas: no puedo encontrar explicaciones suficientes sobre estas contradicciones del ser humano y su ego, salvo una (que todavía no me convence):

El ser humano siempre necesita de otro para saber quién es él o conocer sus límites, y aprende ciertas maneras de ganar ego. El problema es que tenemos ciertas expectativas sobre nosotros y sobre lo que ciertas personas tienen de nosotros. Si una persona que no nos importa nos insulta dudo que afecte tanto a como un ser querido lo haga. Agrego que nosotros no nos conocemos completamente a nosotros mismos, y nuestros diversos grados o niveles de ansiedad, inseguridad o falta de conocimiento propio, nos marean, confunden y desorientan (con un simple comentario ajeno en alguna situación por ejemplo que propicie que éste nos afecte tanto)

Otros posibles factores son el miedo o el ser terco o soberbio de no aceptar lo que otros dicen, porque quizá eso supondría una desestructuración de nuestra persona y que no podamos refugiarnos en esas creencias (una tipa que creía ser fea se justificaba que por eso no tenía novio, al ver que puede ser linda puede cambiar eso pero no lo hace por miedo a quedar en la misma condición quizá)

Creo que en ciertos momentos el ser humano oscila en sus ánimos, para ciertas situaciones o ante ciertos estímulos, además que tiene sus puntos flojos o débiles que le duelen bastante. La experiencia ooobviamente ayuda a que la persona se modifique o mantenga en hábitos y maneras de relacionarse con el mundo y los otros, de ser así sería un ser cerrado que sería el mismo desde que tenía 1 año hasta que tuvo 60, y todos sabemos que las personas cambian.

¿Conclusión más o menos general?: el conocernos a nosotros mismos en tales o cuales condiciones o situaciones, el grado de confianza, seguridad y ansiedad, las experiencias gratificantes o frustrantes, el nivel de valoración o los distintos significados que damos a ciertas personas o ciertos comentarios que hagan, influyen mucho en nosotros. También nuestras creencias y presunciones casi indiscutibles que sostenemos día a día. Lo sé, es una conclusión re obvia y pelotuda, pero realmente, no se me ocurre una teoría, explicación o conjunto de leyes del porqué somos así de cambiantes y contradictorios...

miércoles, 26 de octubre de 2011

Un gesto amable: aquello que conmueve a los seres humanos

Un gesto es una manifestación sutil o bien explícita que realiza un ser humano a otro, puesto que los seres humanos se comunican y necesitan de los otros (Sartre se lamentaba de esto justamente, y no le quedó otra que admitirlo). Ahora... lo que la gente imagina cuando uno le dice "un lindo gesto": regalar flores, sonreír intencionalmente a alguien o ser caballero con una chica. Bueno... la cuestión es esta: un gesto no es solamente eso, no todo gesto se reduce a algo consciente o totalmente manifiesto, porque muchas cosas nos nacen de adentro (o del sistema límbico para materialistas) y no pueden controlarse, al menos no en el momento, o quizá no nos damos cuenta de ellas...

Tanto interesa esto a las personas que se ponen a hacer listas de candidatos para aparearse o conseguir pareja teniendo en cuenta, considerando y observando los gestos que ellos tienen con ellas. También se nota en los estudios de Paul Ekman sobre las micro-expresiones, y por qué no nombrar estudios antropológicos donde se tiene en cuenta el factor o dimensión simbólica de ciertas representaciones materiales o abstractas de las distintas culturas.


Una gran diferencia es una persona buena de un gesto bueno... muchas personas que desgraciadamente existen y comparten nuestra condición de ser humano pueden tener gestos buenos, y seguir siendo lo que son: unos desgraciados. Una persona puede ser por naturaleza bondadosa pero nunca tener gestos buenos, ya sea por orgullo, por ser torpe, cobardía, etc.

El gran problema hoy día es que la gente simpatiza o no simpatiza con otros por sus gestos puramente. Yo particularmente adoro a la gente tosca, dura, criticona y poco expresiva: porque son sinceras en general, y porque si te dan un abrazo o te felicitan, es porque realmente consideraron el gesto digno de ser expresado, y lo valoran tanto que saben que esas cosas no van para cualquiera. Yo desde hace años vengo dudando de esa gente buena onda, llena de amigos y conocidos, que nadie detesta y que siempre está muy sonriente y bien predispuesta, que además supuestamente es inenojable: solamente conozco un par de casos que realmente son bondadosos y expresivos.

Tengamos en cuenta también que un gesto no vale lo mismo para uno que para otro u otros: un abrazo puede significar para un psicoanalista querer retener un objeto de amor e intentar introyectarlo, para otros es una manera de proteger simbólicamente a alguien que se aprecia, para un excitado es una oportunidad de tocar a alguien, y para otras personas es una señal de coqueteo. Creo que las personas deberían ponerse de acuerdo sobre las concepciones y valoraciones que tienen sobre ciertos gestos y la naturaleza de los mismos, así habría muchos menos malentendidos.

Ejemplos de gestos: el beso: pero acá digo el beso más... bueno, supuestamente profundo entre dos personas, no ese que se da en la mejilla de manera automática por costumbre social (yo sinceramente con que me digan "hola" amablemente o que me levanten la mano ya es suficiente). Hay dos tipos de beso prácticamente: el que se da como gesto cariñoso, porque el afecto (sea intenso o no, constante o no) está significado y experimentado de tal manera que un abrazo por ejemplo ya no es suficiente para expresar y recibir el afecto con otra persona. Después está el más popular que es bueno... cuando una persona te interesa o te parece linda, y lo único que hacés es intercambiar fluidos por la boca, y nada más (muchos confunden ambos tipos de beso hoy día por lo visto).


Otro ejemplo es una sonrisa: que va desde la más tensa y fingida por hipocresía, hasta una sonrisa que enseña mucho los dientes porque algo fue gracioso (y que puede ir acompañada de una risa o carcajada que obliguen a la persona a entrecerrar sus ojos). Otras sonrisas son de personas puramente simpáticas, sin que el estímulo realmente esté allí afuera: esas personas solitas se estimulan a sonreír. Otra es la triste e irónica sonrisa de derrota o consecuente/producto de una tragedia acontecida.

Otro gesto es el de regalar algo también. Generalmente se hace en cumpleaños u otras fiestas. Si la gente va predispuesta a regalar algo es porque se está forzando en parte, como cuando dicen: "¿qué regalo?". Ahí lo hacen más por imposición social que porque le nazca de adentro. Yo creo que uno puede regalar algo a alguien siempre que así lo sienta y considere, y no siempre algo caro o para una ocasión especial. Por ejemplo: si una persona me cae bien y estoy comiendo chocolate le puedo ofrecer un poco tranquilamente, y no porque sea mi novia y cumplamos un aniversario o cosas así.

Otra gran diferencia que la gente no puede hacer es querer a una persona o querer al gesto mismo. Muchas personas lloran que otra dejó de ser cariñosa con ella y que, básicamente, se pudrió todo. Entonces fue porque en lugar de querer el contenido, se quería al recipiente que lo retenía, y eso no es justo. Muchas personas se malcrían con recibir mimos y otros gestos (como las personas egocéntricas o histéricas), en cambio otras pareciera que les echás ácido sulfúrico en la piel de ponerles una mano sobre su hombro.

También, considerando al poco expresivo: no va a aguantar mucho tiempo sin expresarse o descargar su cariño, y en algún momento, aunque sea con una puteada, una crítica constructiva que considera para tu bien, o un golpecito en el brazo, o un chiste pesado, puede llegar a hacer catarsis/catexia/descarga para eso que experimenta en el fondo y que le dice que tiene que expresar a esa persona en particular y no a otra (así no habría nada de especial, ¿no?).

¿Conclusión? Simple: el ser humano, por naturaleza, es expresivo, y necesita que lo tengan como objeto o referente de expresión también...

martes, 25 de octubre de 2011

El Sexismo como manifestación de la pelotudez humana

A mí háganme chistes de todo tipo, menos sexistas, me parecen de los chistes y comentarios más pelotudos y existentes que puede llegar a enunciar un ser humano. Me causa mucha risa cómo la cuestión de género y sexo se usa como un elemento de poder para decir una sarta importante de huevadas, que, como dije, me saca de quicio.

Particularmente, usando tanto un análisis reflexivo del asunto y sus diversas cuestiones, como el sentido común mismo, el sexismo me parece una grandísima boludez. Yo particularmente no soy sexista, pero lo que sí he sentido es ganas de golpear a algunas cuando dicen "todos los hombres son iguales", "las mujeres somos más profundas", "son todos unos infieles". A ver... voy a refutar varias cuestiones y espero que la gente entienda de una vez lo mediocres que quedan haciendo esos chistes en voz alta a uno del otro sexo o cuando se juntan en grupo.


 






"Las mujeres tienen que barrer, limpiar, cocinar, no saben manejar y tienen que servir a su esposo": Cosas de ese tipo nomás las ha escuchado de machistas y de tipos que generalmente son esos que se la pasan con sus amigos tomando alguna que otra bebida alcohólica y poniéndose en modo pelotudo un domingo a la tarde viendo un partido de fútbol. Pasa la esposa por el frente y le dicen: "pero correte que está el partido, mujeeeeeeeeeeer". Primero, para los queridos masculinos que tanto creen en eso: o su vieja fue una pelotuda sometida, o no sabía ni leer ni escribir y/o admiraban tanto a su viejo, que si habláramos del Edipo, le tenían las ganas a él y no a ella. A mí me chupa bien un huevo si una no sabe manejar (eso del tema de los autos es bastante masculino en general), los autos también me recontra chupan un huevo, y que yo sepa un hombre bien masculino, naturalmente, es aquel que sabe buscar alimento y hacer tareas domésticas de uso de fuerza bruta para poder mantener a una hembra y servirle (hombres de las cavernas por ejemplo). Si no sabés cocinar o limpiar, sos un inepto. 

"Los hombres son todos unos afrechudos, son todos una mierda y te son infieles": Entonces casate con un elfo, pelotuda (leí esa frase por ahí y la adoré). Si tu historia es una de constantes rechazos o porque siempre te fijaste en un pelotudo distinto en cada ocasión, problema tuyo, dejaste que él te use o domine. Estás dando la razón en parte de que son superiores a tu persona y que encima, caés en su manipulación, pero bien después lloran por ese "pelotudo de mierda" que "siguen amando más allá de todo". Admito totalmente que los hombres son más agresivos e impulsivos sexualmente, no lo pienso negar, pero de ser así yo me estaría tirando a todas mis amigas y/o conocidas por ejemplo. Además su "debe haber alguno por ahí" o "algunos siguen siendo caballeros" refuta su propio argumento de que "todos" son una porquería indigna. Ah, por cierto: están reforzando una idea implícita de que son superiores a ellos, como si fueran algo que ellos no merecen, están haciendo la maldita diferencia.

"Si la tipa no tiene buen físico, no la toco ni con un palo": Entonces, te aviso, sos poco hombre. Si necesitás que una tipa esté muuuy buena para agarrartela, es porque las mujeres te estimulan tan poco que necesitás mucho refuerzo por parte de una. Claro, como que una tipa que tiene las re curvas no puede ser frígida, sucia, torpe o una sadomasoquista que te caga a latigazos en la pieza. De ser así, photoshopeen una foto de un tipo, pónganle dotes y rasgos bien femeninos y  van a escuchar un "está re buenaaa". La vista engaña, y así les va a muchos cuando se llevan "sorpresitas".

"El tipo tiene que ser dulce, tierno, educado, caballero": Dejá de mirar Disney. Muchos son así y nadie se fija en ellos, y terminan siendo los pelotudos de la historia que nunca consiguen nada. Después las mujeres lloran si son muy cursis, románticos o sensibles, y ya que muchas dicen ser así: ¿aguantarían un reflejo suyo en frente o al lado durante tanto tiempo? No creo.

Un par de cosas que agrego:

- Si una persona (heterosexual) se vive juntando con personas del mismo sexo (también heterosexuales) a burlarse del sexo opuesto, para mí, son en el fondo homosexuales. ¿Por qué? Porque denigran al otro sexo, lo reducen a objeto de placer y además tienen vínculos afectivos y profundos con los de su mismo sexo únicamente (como con su grupo de amigos por ejemplo). En forma simple: pateás para el otro equipo.

- Si en lo único que se van a fijar es en lo estético (ambos sexos) van mal, porque algunos hombres tienen rasgos feminoides y algunas mujeres no son tan ladies, pero siguen siendo en el fondo de su género y sexo. Para eso les meto un hermafrodita operado o un transexual, y les quiero ver la cara cuando se enteren el pasado físico de esa persona.

- Si uno vive pensando cosas como "necesito un hombreeeee" o "necesito una chica" están reduciendo a la persona a sus dotes y orientación sexual. Está bien, hay un factor sexual, lo admito totalmente, pero si buscan eso, reducen a la persona a eso, la usan como medio para un fin: no estar solo, acostarse con alguien, reafirmar sexualidad propia o pasar un buen rato haciendo cochinadas. Lo triste es que muchas personas usan a otras y no lo admiten (si ambas se pusieran de acuerdo excelente), pero si esa persona fuera del sexo opuesto o si pateara para el mismo equipo: ¿habría algún interés, aunque sea de tener como compañera a la persona? Lo dudo mucho.

- Si sos hombre: si te querés hacer el Power Ranger haciéndote el sexy, el fuerte y valiente, hacelo, pero bancátela: te estás sometiendo a lo que las mujeres piden, y no a quien podrías ser vos realmente. Si perdés tu físico o tu supuesta fiereza, y si enganchaste a una por eso, sonaste.

-Si sos mujer: Después no anden pidiendo igualdad de género: si quieren eso, no se quejen si son golpeadas, insultadas o si los tipos son asquerosos o poco caballeros con ustedes, y no salten con el "soy una dama, respetame", ¿estamos de acuerdo, damas?

Después lloran que el otro sexo es una porquería, pero bien que le viven haciendo la contra (y acá va para ambos sexos)...


lunes, 24 de octubre de 2011

El dios de cada uno

Bueno, sin hacer referencia a la cantidad de dioses y cultos que existen precisamente, voy a desarrollar algo que noté que tiene toda persona: un dios con el cual no tenés que meter... Es muy simple: de cada persona que conozco, quizá de manera intencional y otras veces accidental, he notado cómo su sonrisa y su estado de ánimo cambia espontáneamente cuando uno hace aunque sea una mínima referencia que proponga duda o falta de respeto hacia alguna temática o algún que otro asunto. Las reacciones van desde una cara triste a una sarta de puteadas. ¿Qué es lo que sucede básicamente? Es algo que yo llamo "el lado frágil" de cada persona: es una parte de esa persona rígida, susceptible ante cualquier estímulo y que es capaz de transformar a la persona en segundos. Es una parte que le dice "hasta acá puede llegar el otro", "eso no se discute ni se duda", "con eso nadie se tiene que meter", "este tema mejor si no se toca". Voy a dar dos ejemplos muy manifiestos para hacer una idea más concreta:

Ejemplo 1: Fanáticos religiosos: Supongamos que hay una persona extremadamente racional, empírica, organizada, rígida (bah, imagínense un científico), que siempre está discutiendo y dudando de todo, analizándolo hasta hartarse... Pero de repente supongamos que alguien le hace dudar de que exista un Dios y de su religión adventista. El tipo, de repente, va a ponerse nervioso, la boca le va a empezar a temblar y va a decir que eso no se discute. Si uno le pidiese una explicación diría: "porque es así y punto, Dios existe y ser científico no va a cambiar eso, ¿entendido?" y se pone de mal humor y se va bruscamente. Luego uno se entera que esa persona alguna vez tuvo cáncer y que su Biblia evitó que, citándola: "no se tire de un puente como tantas veces casi hizo".



Ejemplo 2: Fanboys, fangirls, nerds y geeks: Imaginemos una chica nerd, también geek y criticona. Tranquila y amable. Se burla de la sociedad, de la religión, de la humanidad en sí, como una  misántropa. Nada se escapa de su ojo crítico. PERO hay un detalle: adora una banda, y más precisamente, a un músico compositor de esa banda, a quien alaba como un dios y por quien se vive mojando básicamente. Imaginemos que estemos criticando varias bandas y digamos: "ese tipo de tu foto de perfil me parece un pelotudo sinceramente, este otro le rompe el traste componiendo...". Esa chica, va a ponerse de bastante mal humor, para luego largarse a llorar diciendo que no te metas con su ídolo, plus que arma una escena histérica. Aplicable también a si te metés con una serie ("tendrían que haberla cancelado hasta 6 temporadas"), videojuego ("ese juego tiene unos gráficos de mierda") o película favorita suya ("es del año del pedo, es de culto porque no fue un éxito en la taquilla"). Uno se termina enterando que esa persona dedica mucho de su tiempo a ese gusto suyo, y que cuando estuvo sola, eso le llenó su vacío. He ahí la explicación a su respuesta afectiva "exagerada".


Ejemplo 3: Personas con complejos: se pueden citar por ejemplo personas obsesivas, por ejemplo: metete con lo que quieras, pero si le desordenás su pieza con sus biromes ordenadas según las vibraciones de color o su ropa por temporada de repente y sin previo aviso, la última imagen que veas antes de desmayarte sea un puñetazo bien cerca de tus ojos, o también si le interrumpís su costumbre de tomar té helado los viernes a la noche sentado en su querido sofá. 

También aplicable a personas con ciertos complejos, como un tipo con cero experiencia con mujeres, al que mandás a bailar con una y se pone a temblar y sale corriendo como loco en público, quedando como un chiflado con todo el mundo en instantes. Aplicá eso a una persona súper charlatana y vas a ver cómo se queda calladita y empieza a hablar de manera más vacilante o va a preferir evitar el tema.


Ejemplo 4: Personas caprichosas: A una persona caprichosa si no le das de comer milanesas de pollo y le servís una milanesa de carne, va a empezar a quejarse como nenito sin juguete, y eso que la persona ya es adulta y aparte de ser buen profesional, padre y esposo de familia, ¿eh?. Ni hablar si empezás a solicitar o sugerir criterios propios para tal o cual situación. De tener una linda sonrisa puede pasar a tener una cara de traste impresionante, y por más racional que sea, va a estar de brazos cruzados, y es capaz de arruinar algún compromiso importante o una situación linda que se venía dando. Resumidamente: ante nuestros ojos tenemos a un nenito en un cuerpo de adulto, tenemos un lado inmaduro de la persona, regresivo, que siempre estuvo ahí y que nunca se modificó por lo visto, susceptible de ser despertado...




 




Ejemplos como los de arriba hacen básicamente que las personas se terminen detestando o que sean manipulables. Estas características a veces son evidentes o a veces uno puede tardar un buen tiempo en reconocerlas en otro, pero yo creo firmemente que todos tenemos algún Talón de Aquiles que, cuando nos lo toquen, ya nos vamos a poner bastante nerviosos...

viernes, 21 de octubre de 2011

¿Y si pudieran borrar parte de tus recuerdos?

Partiendo de que el ser humano es capaz de producir, reproducir, interpretar y distorsionar informaciones, por medio de operaciones cognitivas como la atención o la memoria, es afectado por las mismas, y es capaz de afectar la realidad, operando sobre ella y los elementos que la conforman (desde el conocimiento hasta seres humanos que pueblan el mundo). Al ser afectados, se forma nuestro carácter, se forma nuestra paciencia, nuestros estilos de ejecutar las cosas, mantenemos o modificamos creencias, nos interesan ciertas cosas y otras nos dan igual, como otras nos producen mucho asco y otras curiosidad. Una persona sin recuerdos, sería una tabula rasa, algo vacío, estéril, puesto que nuestros recuerdos, experiencias y aprendizajes, hayan sido duros y crueles, o experiencias tontas, y por qué no nombrar también las vergonzosas, son aquellos nos hacen ser lo que somos. 

Acá no estoy haciendo referencia a un determinismo ni a que estamos condenados con el pasado y bla bla bla, solamente estoy diciendo que muchas veces, para saber el por qué sentimos, pensamos y hacemos tales o cuales cosas, de tal o cual manera, podemos remitirnos a nuestra historia personal para poder resignificarlo o al menos comprenderlo, y reducir nuestra ansiedad (aunque sea temporal y/o parcialmente). Por eso quizá existen registros y por eso existe la historia: para saber el por qué el presente es como es, siendo este patrimonio de múltiples procesos, eventos y transformaciones sucedidas en un tiempo pretérito.

Pero ahora... imaginemos que nos ofrecieran borrar ciertas escenas, imágenes dolorosas, recuerdos crueles, complejos conformados por un montón de pensamientos unidos retorcidamente unos con otros que cada tanto nos perturban, alguna persona que básicamente nos hirió, alguna experiencia que moriríamos de vergüenza si todos se enterasen, un par de palabras de las cuales nos arrepentimos... ¿qué harías?

Yo no voy a negar que en mi memoria, particularmente, tengo recuerdos bastante molestos y que me ponen de muy mal humor cada tanto, y no: no es que ando con tiempo libre para pensarlos o analizarlos y demás, son cosas que están en mi mente y es totalmente natural que hagan resonancia cada tanto, ya sea porque algún estímulo externo los reactivó o porque simplemente una cadena de pensamientos vino a pasar por ese eslabón.

Ahora... sin un recuerdo... ¿seguiríamos siendo nosotros? 

Respuesta: no, al menos no completamente. Nosotros tenemos una historia, tenemos nuestras cicatrices y heridas, y de allí aprendemos, sabemos, decidimos para dónde ir y para dónde no... voy a dar ejemplos de qué creo yo que pasaría, si a una persona se le quitasen sus recuerdos:

Ejemplo 1: imaginemos una persona tiene una cicatriz de un accidente que tuvo, y ese accidente hizo que la persona, al seguir viva, valore mucho más la vida y la viva intensamente, además de tener una fuerte vocación de ser doctora salvando vidas, y su cicatriz sea una marca que le recuerda eso cuando está deprimida o de bajos ánimos. Imaginemos que a la persona le hacemos olvidar esa infausta experiencia. ¿Valoraría la vida así? ¿Su vocación seguiría siendo firme? ¿Sabría de dónde vino esa cicatriz y qué representa ella? ¿Tendría sentido ser doctor? ¿Conocería con qué inspiración o fundamentos? Posiblemente la respuesta a todas esas preguntas sería un "no", por el simple hecho de que esa idea, que pudo producir múltiples consecuencias en esta persona, dependió, para su génesis y mantenimiento posiblemente, de esa experiencia.

Ejemplo 2: una persona solicita que por favor se le borre de su cabeza toda referencia (hasta mínima) de una persona que conoció de la cual se arrepiente, puesto que sufrió demasiado y no hizo más que darle unos buenos dolores de cabeza, además de muchos sentimientos encontrados, aunque maduró y aprendió mucho conociendo el lado imperfecto del ser humano, encarnado en esa persona. ¿Qué pasaría? Esta persona quizá tendría alguna noción de la imperfección humana, pero no le vería sentido, no le vería un por qué, sería como una especie de creencia impuesta de afuera, o un pensamiento sin carga afectiva (por tanto inútil y vacío).

Ejemplo 3: Supongamos que otra persona pide que se le quite de su cabeza de una vez por todas un discurso poco amistoso que le dijo a otra persona en un momento de rabia, y que cada tanto le carcome su cabeza del dolor y la pena, más al saber que esa persona quedó muy dolida por lo que ella le dijo. ¿Qué pasaría? Primeramente si la viese por la calle saludaría a la persona como si nada, quedando la misma atónita. Otra posible consecuencia, sería, justamente, cometer el mismo error con la misma persona o con otra, al haber desaprendido y haberse desentendido del posible aprendizaje por la consecuencia de su conducta agresiva y dañina para otros.

Aquellas ideas oscuras, viscosas, que se escurren de nuestra consciencia, que se esconden en rincones desconocidos para nuestra lucidez, están en nuestra cabeza. Sí: pueden darnos dolores de cabeza, hacerse presentes de tal o cual forma, nos pueden desgastar, desesperar o hasta incluso hacer querer callar nuestras voces internas aunque sea unos instantes, pero justamente nos recuerdan quiénes somos, qué hicimos, por qué y cómo eso nos influye hasta hoy día... Además, en caso de la pesona desaprender la experiencia, posiblemente, como dije antes, podría volver a cometerla, y quizá si le ofrecieran la posibilidad de vuelta, volvería a solicitar que se la extraigan o eliminen de su cabeza, cayendo en un círculo vicioso.

Y ni hablar de aquellas experiencias que conllevaron unas a otras creando un efecto mariposa: por llorar en la calle por algo que otro nos hizo, no hubiera aparecido una persona a ayudarnos escuchándonos o dándonos contención, y esa persona, que luego se torna una verdadera amiga, termina formando parte de nuestra vida. Ahora al revés: si olvidamos esa escena, ¿cómo recordar qué fue lo que nos unió a esa persona? ¿en qué base se sienta nuestro afecto básico por ella si la confianza y contención que ella nos inspiró perdiese potencialmente su origen o su por qué? Serían, en todo caso, sentimientos extraños, sentidos como ajenos, desconocidos a nosotros.

Concluyo con unas frases que veo que pueden venir bien al asunto:

"Algunos cargan su corazón en la cabeza, otros cargan la cabeza en el corazón. El truco es mantenerlos separados mientras trabajan juntos" (David Hare)

"Se puede aprender de todos. Yo aprendí a callar de los charlatanes, aprendí a ser tolerante de los intolerantes y aprendí a ser educado de los maleducados" (Kahlil Gibran) 

"La experiencia no es lo que le pasa a un hombre. Es lo que un hombre hace con lo que le pasa" (Aldous Huxley) 

"Si quieres conocer el pasado, mira el presente, que es su resultado. Si quieres conocer el futuro, mira el presente, que es su causa" (Buda) 

jueves, 20 de octubre de 2011

Tipos de estados en Facebook

Listado y posible clasificación de estados publicados popularmente en Facebook, indicando sus posibles características y objetivos:

Estos tipos de estados hace meses que los propuse en mi Face, lo posteo acá porque creo que es un mejor lugar que CaraLibro para exponer este tipo de cosas. Básicamente descubrí las cosas en común que tenían ciertos estados, como sus intenciones, sus formas de expresión o los propósitos que se buscaban alcanzar al ser escritos. Puse varios ejemplos comunes que todos pueden notar en Facebook tranquilamente...









1) El estado "profundo": Aquel estado donde alguien escribe algo de producción propia (o ajena), donde uno afirma algo que considera una gran verdad, o algo que ha descubierto luego de una larga reflexión o de manera espontánea. Generalmente son estados de índole filosófica, haciendo referencia a abstracciones respecto a pensamientos, hechos y/o sentimientos, tanto cotidianos como extra-cotidianos donde se llega a una ley o una conclusión personal y/o universal. Respuestas obtenidas son generalmente de apoyo o elogio a la frase o el autor. Ejemplos:
El amor es aquello que pocos viven
Mucha gente dice quererte, y luego te dan la espalda
Nunca me había dado cuenta lo inútil que es la vida si uno no se atreve a vivirla
2) El estado del "chiste interno" o para "entendidos": Es un estado que es para pocos, generalmente entendidos. Se usan palabras ordinarias y también poco comunes para hacer referencia a algo o alguien de manera consensuada entre mínimo 2 personas. Son chistes o frases que suponen un contenido oculto o confuso a los externos que no están involucrados en ese "consenso grupal". En realidad el mensaje en sí no importa en varias oportunidades, sino el hecho de etiquetar a tal o cual persona, que generalmente es cercana o muy unida al emisor. Es también quizá una manera de exhibir orgullosamente el vínculo íntimo que se tiene con la otra persona ante otros contactos de Facebook. Ejemplos:
@Fulanita: acordate eso que hablamos siempre, no digas una palabra, ¿eh?
Solo para entendidos: volvió a pasarme ya saben qué cosa
Como siempre decimos con @Pepe y @Juana: ¡[inserte frase aquí]!
3) El estado "esquizofrénico": Ese estado donde la persona coloca algo que solamente ella entiende debido a que no da detalles precisos o específicos (o debido a que se dice algo a ella misma, como si hablara sola) y que generalmente va acompañado de comentarios como: ¿por quién/qué decís eso?, ¿qué te pasó, amigo/a?. Es una manera de expresión al mundo de algo no-revelado realmente, sirve en general como catarsis o alivio de tensión al "largar algo" hacia afuera y "decirlo". Aplicable también para llamar la atención y recibir intencionalmente preguntas o dudas sobre el mismo estado. Ejemplos:
Al fin lo conseguí... al fin... =)
Me siento una mierda u.u
Me quiero mataaaaaar x_x
Estoy de muy mal humor ¬¬
4) El estado "indirecta": En general tienden a usarse frases de canciones, libros, películas o series de televisión, muy pocas veces son producción propia, hay en la mayoría de los casos, por tanto, reproducción. Son para que cierta/s persona/s lo/s lea/n y se persiga/n. Ejemplos:
Matate y pegate un tiro, ¿sabés? :@
¿Por qué nunca te fijás en mí? =(
Si supieras cuánto te anhelo y deseo secretamente, iluso/a... [inserte nombre de la banda y/o canción aquí]
Hay gente de mierda que habla a mis espaldas, me siento importante ;)
Que algo no sea manifiesto no significa que no esté allí [inserte nombre y apellido del autor/filósofo/personaje aquí]
5) Estado del "afectado emocionalmente/sentimentalmente": Todo pensamiento/postura/opinión tiene una base afectiva, no solamente lógica, pero estos estados son claramente influenciados fuertemente por un hecho en particular. Se pueden incluir varios estados, ya sea desde el resentido social, hasta el genial crítico que hace acotaciones sobre ciertos fenómenos, objetos y/o personas o una persona feliz por algo acontecido. Puede incluir desde gente enamorada hasta gente malhumorada que expresa muy bien lo que le pasa. Se busca muchas veces identificación con otros, "sacarse un peso de encima" o recibir el apoyo de otros. Pueden causar debates también cuando hay disonancia de opiniones. Ejemplos:
Loco, qué sociedad de MIERDA, todos iguales, masificados, ignorantes, estúpidos, todos se guían por todos y nunca por uno mismo. Qué triste que sigan modas y nadie sea original hoy día.
Estoy muy contenta por mi amorcitooo. TE AMOOOO CON TODA MI ALMAAAA =D
Aprobé una materia más carajooo, saqué [inserte nombre de materia aquí] con un [inserte nota aquí]. Tomáaaa materia putaaaa.
¡Qué buenas hamburguesas con @Jaimito, @Panchita y @Eustacio! =)
Loco, fui al negocio a comprarme [inserte el objeto referido aquí] y estaba cerrado, ¡siempre que voy está cerrado! ¿Qué no laburan ya? -.-
6) Estado "random": Nada serio, es colocado para hacer reír a los otros o a uno mismo. No tienen prácticamente sentido o están fuera de contexto. Ejemplos:
Milanesas con papas fritas
Lalalalalala (8)
WDADWADAWDWADWA
alksdjakdjsdkaqkweqwkaskd :D
Tengo hambre, ya no, se me fue, ahora volvió, estoy indeciso (?)
CaraLibro: paraíso de entretenimiento y rica fuente para investigaciones psicológicas, sociológicas y antropológicas, sí señor.

"Dime con quién andas y te diré quién eres"

Ese famoso dicho "dime con quién andas y te diré quién eres" de manera muy superficial dice una posible verdad, pero a mi parecer, haciendo una lectura distinta y un tanto más profunda, dice una verdad totalmente certera, pero a la vez muy general. Los seres humanos son seres sociables, no existe persona aislada, y si existe, es porque es una psicótica o porque está confinada en un agujero de alguna cárcel o porque hubo un apocalipsis y todos sus conocidos se tornaron zombis, o algo así...

Algo que básicamente indica (de manera muchas veces evidente) cosas referentes a una persona (sean cosas esenciales o accidentales) es con qué personas está rodeada, durante cuánto tiempo, y en qué entorno. Y acá no voy a esos razonamientos tipo "si se junta con putas, esa tipa debe ser una puta" o "todos esos son una manga de drogadictos, por tanto él hace apología a la droga" o cosas así. Ahora voy a plantear mi "método" o "razonamiento" por el cual puedo inferir muchas cosas sobre una persona conociendo sus relaciones sociales sirviéndome, como siempre, de ejemplos. Agrego que esto no lo saqué de ningún autor ni demás, y que quizá sean cosas poco precisas u obvias, pero al menos es un intento sistemático de razonamiento.





Ejemplo 1: Respecto a la condición psíquica de la persona (si a la persona le falla la cabeza en tal o cual cosa como a quien la acompaña):

Supongamos el caso de un chico que se junta seguido con otro chico manipulador y mentiroso (confirmado totalmente por distintos testimonios por ejemplo). 

Razonamiento ordinario: "él también debe ser así". 

Contra este razonamiento en realidad se puede derivar no solamente un pensamiento lineal, de causa-efecto, sino un pensamiento multicausal (donde una causa puede llevar a varios resultados o muchas causas a un mismo resultado por ejemplo). El pensamiento multicausal podría, por ejemplo, ofrecer estas posibilidades:

1) es una persona con un grado mínimo de hipocresía (independientemente de la razón)
2) es una persona que, justamente, no sabe de la condición de su compañero/amigo
3) es una persona que intenta negar dicha condición (independientemente de la razón)
4) tiene indiferencia total por la condición (independientemente de la razón)
5) o sí, puede ser una persona psicópata también, y por eso puede haber una potencial afinidad

Potenciales interpretaciones para cada posibilidad:

1) es una persona hipócrita o mentirosa, que puede y sabe fingir por conveniencia y/o necesidad.
2) es una persona ingenua o ignorante, quizá distraída también, potencialmente manipulable.
3) es una persona que se desentiende de conflictos sociales y hace como que todo está bien.
4) es una persona potencialmente cínica
5) bueno, el resultado lo dijo, es una psicópata como la otra (en mayor o menor grado, de manera igual o diferente)

A esto agregamos la posibilidad opcional de que la persona se encuentre sola y use de "peor es nada" a ese psicópata.

Maneras de corroborar esto es ver la frecuencia y en qué entornos tiene contacto esa persona con la otra. No es lo mismo hacer trabajos de la facultad con esa persona, que además salir a caminar con ella porque se la considere amiga por ejemplo (lo cual cambia las cosas). Ahí los resultados pueden variar mucho, dependiendo qué factores conozcamos y cuáles actúen realmente.

Ejemplo 2: Sobre por ejemplo el grado de autonomía de la persona (en referencia a libertad, voluntad, originalidad):

Supongamos que una chica aparentemente santa, inocente e ingenua se junta con un grupo de, bueno, chicas gato a las que les gustan mucho los chicos y que están abiertas a experiencias sexuales promiscuas u ocasionales, y salen a lugares de manera regular u ocasional como boliches.

Razonamiento ordinario: "Es una puta/gato/trola como sus amigas" o "tarde o temprano va a terminar siéndolo".

Aplicando el pensamiento multicausal se pueden obtener las siguientes posibilidades:

1) Es una chica que quizá no tiene ningún interés en acostarse con nadie, ni menos andar en rinconcitos toqueteándose por ejemplo, porque va a pasarla bien al boliche, y conoce a sus amigas antes de que estas se hagan tan rápidas liberales sexualmente (independientemente que esté consciente en mayor o menor grado de la condición de ellas).
2) No sabe en lo que se está metiendo por su grado de inocencia e ingenuidad.
3) Quizá es una chica independiente, de voluntad firme, que está totalmente consciente de lo que sus amigas hacen, pero ella no cede a eso (independientemente de tal o cual razón)

Posibilidad opcional: Puede ser una chica que tenga curiosidad/diversión en ver qué hacen sus amigas.

Potenciales interpretaciones para cada posibilidad:

1) Lo sexual le es indiferente (o quizá lo rechaza), o tiene una manera diferente de manejarse en los aspectos sexuales, y/o se desentiende de lo que sus amigas hagan.
2) Es una chica inocente e ingenua, o quizá con poca/nula experiencia sexual
3) Es una chica firme, que conoce sus límites y que éstos en todo caso se ponen a prueba en cada salida que tiene con sus amigas.

Ejemplo 3: Sobre los gustos e intereses de una persona (y si los comparte con las demás personas con las que tiene contacto realmente):

Supongamos que una persona que nunca fue de ninguna tribu urbana por ejemplo, o que tiene gustos variados se junta con un grupo específico de personas marcado por una tendencia u orientación hacia algunos específicos. Supongamos, por ejemplo, que todos adoran escuchar música clásica y leer tragedias griegas (ejemplo random pero factible).

Razonamiento ordinario: "escucha esa música como ellos", "debe leer esas como ellos".

Aplicando, nueeevamente, el pensamiento multicausal se pueden obtener las siguientes posibilidades:

1) Es una persona que en realidad se junta con las otras no por sus gustos, sino porque las quiere
2) No comparte sus gustos e intereses pero los respeta
3) Siempre que se juntan esa música no está sonando y las tragedias griegas nunca son tema de charla.
4) Sí, adoran ambas cosas y se juntan para hablar de ellas de hecho.

Posibilidad opcional: esta persona puede estar recibiendo influencias de tal o cual forma de las mismas en cuanto a gustos, intereses, opiniones, posturas y pasatiempos.

Potenciales interpretaciones para cada posibilidad:

1) Es una persona que no discrimina por gustos e intereses y se junta por aprecio y preferencia con ellas (porque quizás otras cosas los unen)
2) Es una persona posiblemente flexible y abierta en muchos aspectos, y quizá curiosa en conocer los gustos e intereses de los demás (como quizá no)
3) El prejuicio se viene abajo, y resulta que esas personas son más que escuchar la misma música y leer las mismas cosas.
4) Bueno, la persona posiblemente los comparta con ellas, y uno acierta en la presunción.

Posibles críticas a este método: Ya sé, es rebuscado, y además hace pensar mucho, y a la hora de elegir está complicada la cuestión también.

Beneficios: Diluir prejuicios, sí o sí obtener una base o referencia mínima para conocer aspectos de la persona por quienes la rodean y/o acompañan, sin necesidad de chusmear.

Conclusión: quienes nos rodean siempre dicen algo sobre nosotros, más si son personas con las que nos juntamos en más de un ámbito, por más de un propósito y además voluntariamente en referencia a preferirla por sobre las otras. Obviamente, todo esto se tiene que complementar conociendo otras cosas de la persona, pero esto es una buena base para limpiarnos prejuicios iniciales y abrirnos a otras posibilidades. La cuestión sería verificar de alguna forma qué "hipótesis" es la más adecuada para aplicar en la persona.